ASOCIACIÓN y COOPERACIÓN  [1881-1889]

E00_asocycoopste artículo centra su atención en la década de los ochenta del siglo XIX, momento del primer florecimiento societario en nuestra provincia, es decir, el periodo a partir del cual pueden detectarse con nitidez y continuidad, una red de personas y organizaciones activas marcadas por la diversidad y la vulnerabilidad.

El campo de experimentación societaria que supuso la I República, le sucedieron años de invisibilidad y clandestinidad formal que no terminarían hasta bien entrada la década siguiente, cuando la semilla dejada entonces por el Internacionalismo comenzó a germinar en otros enclaves obreros de nuestra provincia.

A falta de nueva documentación sobre al alcance del arraigo de la Internacional en tierras alicantinas durante el sexenio democrático [1868-1874], y dado que el tema ya ha sido abordado en varias ocasiones, no está de más sacar alguna conclusión y resaltar preguntas pendientes en formato breve1.

Respecto a lo primero, no hay duda de que este periodo de bonanza societaria permitió la siembra al aire libre de las primeras semillas del socialismo obrero de base internacionalista, arraigando en un terreno bien preparado, e incluso propagándose con inusitada facilidad desde el núcleo original de Alcoy y la comarca del Comptat, a buena parte de la provincia.

La pregunta nace precisamente de la falta de detalle geográfico u humano que reconstruya el camino que siguió el internacionalismo en nuestra provincia, concretando lo que, en principio, parece un itinerario que va desde las montañas del interior a los valles y al litoral.

ALCOY: La gran asamblea celebrada en la Plaza de Toros fue una de las más numerosas, puesto que asistieron cerca de dos mil hombres en su mayoría internacionales..”2.

Para entender la consolidación frustrada de estos primeros nichos proletarios organizados, resulta ineludible pasar por Alcoy, dónde el levantamiento internacionalista en el verano de 1873, pura expresión de insurgencia y de frustración popular con el nuevo régimen republicano y federal, marcó un punto de inflexión en la historia social alicantina.

Un vigoroso organismo obrero que, sin embargo, apenas resistió el primer crudo invierno que acompañó a una prolongada represión institucional a partir de 1873-74, y que en el plano organizativo, literalmente paralizó su desarrollo; cual poda agresiva que retrasaría el rebrote hasta comienzos de la década siguiente pero que lejos de extinguirlo, reforzó sus raíces apolíticas y antiautoritarias3.

Pero además, y aun con reservas, la influencia de estos hechos traspasa generaciones, y determina tanto la base anarquista del movimiento obrero alcoyano y por expansión alicantino en décadas siguientes, como aquella relación de amor-odio establecida desde entonces con los republicanos.

00_cab_BoletinFRE-AIT..en Alcoy se declaró una huelga general de todos los oficios en demanda de aumento de jornal y reducción de horas de trabajo. El Alcalde, que conocía perfectamente el objeto de la huelga, dio la seguridad de que permanecería neutral, a fin de que obreros y patronos pudieran entenderse libremente. El mismo día, y a consecuencia de conferencias con algunos fabricantes, publicó una hoja insultando y calumniando a los obreros..[…] Inútiles fueron las razones que la comisión hizo, pues al salir de esta por las puertas de la casa consistorial, los dependientes de la autoridad hicieron una descarga, hiriendo y asesinando a varios trabajadores.. […] PROTESTAMOS de las calumnias lanzadas contra nosotros en el Congreso; protestamos de lo que la prensa ha publicado, y si bien somos los primeros en lamentar la necesidad de estas catástrofes, lo hemos dicho, y lo repetimos: en el camino de las violencias el solo responsable es el que da el primer paso…”4.

En cualquier caso, ésto no es sino el ejemplo de como las circunstancias establecidas tras el sexenio democrático; guerra civil, represión societaria y división entre los republicanos -y entre estos y los obreros- provocó que las semillas plantadas entonces tardaran en volver a germinar.

La atmósfera de clandestinidad por la que atravesaría movimiento obrero sería casi total durante años, 1874-1881, hasta que una legislación menos restrictiva, propició una lenta y desconfiada reorganización5.

A grandes rasgos, se podría hablar de un societarismo reconstruido bajo muy diferentes formatos experimentales, abarcando desde las cooperativas de consumo o centros recreativos-instructivos tutelados por burgueses intoxicados de utopía filantrópica transitoria; hasta las sociedades de oficio, que ponían su énfasis en la resolución de problemas directos de sus afiliados -cooperativas producción o socorros mutuos-, tratando de afrontar las graves consecuencias del primer capitalismo y no siempre con un proyecto claro de trasformación social.

Un entramado societario difícil de encuadrar, dónde tras la primera fila de activistas en las todavía perseguidas sociedades de resistencia, no existía una diferenciación clara entre anarquistas y socialistas, quienes se unían y desunían en la creación conjunta de las primeras organizaciones obreras de nuestra provincia; las cuales iban consolidándose, con carácter defensivo, pese a la situación de alegalidad en la que todavía se encontraban6.

Pues bien, para analizar el sustrato aquel arraigo organizativo entre la asociación y la cooperación, nos podemos acercar a las sesiones de trabajo patrocinadas por la Comisión de Reformas Sociales [CRS] desde finales de 1884, que convoca en serie de reuniones entre obreros y patronos en diferentes poblaciones de la provincia, para cumplimentar la información oral sobre la cuestión obrera, una especie de encuesta con preguntas abiertas que suponen el primer síntoma de intervención institucional en las relaciones laborales, lo que por entonces se englobaba en el concepto de La Cuestión Social; y de paso, aliviar tensiones sociales y laborales derivadas de la crisis de una economía pre-industrial, que predominaba en las comarcas del Comptat y en la mayor parte de la provincia

..Los encargados de redactar la Memoria no han podido hacerlo mejor que lo han hecho, pues dado el tiempo que han invertido en ello, han retratado fielmente los deseos que animan a todos nuestros explotadores, que no son otros que hacer prolongar por todos los medios posibles el actual estado de cosas..”7.

00_selloFRE-AITAdemás de ser un buen ejemplo del recelo o rechazo frontal de una buena parte de los obreros alcoyanos, respecto a este tipo de iniciativas armonizadoras; de la información que se desprende de estas reuniones, destacan las declaraciones de Enrique Ivorra, en las que deja constancia de la pujanza del movimiento obrero pese a las amenazas, despidos o las listas negras; mencionando además, la existencia en aquella localidad de cuatro asociaciones ...que tienden a mejorar la condición del obrero, una de cooperación, y tres de consumo y socorros mutuos8.

La organización de cooperación asociativa a la que se refiere, debía corresponder a la Sociedad Unión de Tejedores a mano La Benéfica, mientras que las cooperativas mencionadas, pueden estar vinculadas una de consumo a los mismos tejedores, otra a la Unión Papelera, que en este momento estaba constituida como unión de oficio y funcionaba como cooperativa de socorros mutuos, de forma similar a como lo hacía la Sociedad El Trabajo, creada en 18809.

Existía sin embargo otra cooperativa de consumo y socorros mutuos relacionada con un obrero desclasado convertido en industrial textil de nombre Anselmo Aracil, que para ingresar en La Unión, estipuló el requisito de no pertenecer..

..a ninguna sociedad anarquista y de cualquier otra especie que tenga por objeto el fomentar ideas antirreligiosas, contra el principio de autoridad o contra la armonía que debe existir entre capital y trabajo..”10

Fruto de estos debates entre obreros y fabricantes de paños se crea una caja para Inválidos, a propuesta de estos últimos, y meses después, y a propuesta de una parte de los obreros se constituye un Jurado mixto del sector textil compuesto de cinco miembros por parte, lo que provocó la división entre los tejedores que imposibilitó el funcionamiento de dicho organismo11.

Elterrorisme y anarquisme_La Tramontana 11-01-1895 seccion.png caso alcoyano es paradigmático del clima que presidía, a mediados de la década de los 80, el debate sobre el modelo de organización obrera más viable y digno, y a la división generada por las propuestas legalistas emanadas de aquellas reuniones, pueden sumarse otros síntomas, mas que de división de diversidad.

Así, si bien consta un representante alcoyano en el Congreso revolucionario de Cádiz en diciembre de 1884, disidente de la FTRE; también figura la asistencia de otro al V congreso de la FTRE, celebrado en Barcelona en julio siguiente, donde se afirmaron los principios anarco-colectivistas de esta organización y se acordó fijar la sede de la Comisión Federal en Alcoy, cuya delegación curiosamente se había abstenido en la aprobación de la Memoria del congreso12.

Por tanto, se pueden considerar estos hechos relacionados con la efervescencia asociativa vigente en las comarcas alcoyanas a mediados de la década de los 80, en paralelo a las debates internos entre anarquistas colectivistas y comunistas, como ejemplo de la relevancia del enclave libertario del Comptat en el marco provincial e incluso regional.

Prueba de ello, y de la incidencia que los interrogatorios de la CRS tuvieron en el movimiento obrero en nuestra provincia fue la organización en la misma ciudad de Alcoy, entre el 18 y el 20 de junio, de un congreso comarcal anarco-colectivista, ligado a la estructura de la FTRE-AIT en la región levantina, al que acuden representaciones de la Federación local de Elche y la de Cocentaina

..Los obreros en ésta muy animados, pues en el espacio de un mes son muchos los que han acudido y acuden a la Asociación..”13.

Viendo los resultados obtenidos en el Comptat por estas reuniones informativas de la CRS, fijamos nuestra atención ahora en el otro extremo de la provincia, para contrastar este cuadro societario alicantino de mediados de la década de los ochenta, y también la posible incidencia que tuvo en la ciudad Elche, donde todo fue postergado hasta bien entrado 1886, por la epidemia de cólera.

00_mercadod4esquinas_elchexix..La crisis de trabajo, acompañada del cólera, está diezmando a los obreros alcoyanos. Su situación no puede ser más crítica. ¿Tendría algo de extraño que la clase trabajadora recurriera a recursos extremos?..”14

El caso es que el episodio de cólera no sólo interrumpe la celebración de aquellos actos, sino que frena el auge asociativo de los obreros ilicitanos, ya que algunas informaciones apuntan a que los cañameros ya estaban reorganizados en 1883, cuando sostienen la primera huelga en la ciudad de la que se tiene constancia; y que fue precisamente en los primeros meses de 1885, cuando los obreros alpargateros de una de las fábricas más importantes se alzaron con voz propia, en forma de conato de huelga.

Todo ello coincidiría en el tiempo a la mencionada presencia de la Federación local ilicitana en el congreso comarcal de FRE, que suponemos tiene relación con la famosa sociedad de la calle Empedrada, y resulta el antecedente directo de las iniciativas y debates simultáneos para constituir el Circulo Obrero, que cuajan a mediados de 188515.

Así es que algo debía estar pasando en Elche a comienzos de 1886, ya que superada la epidemia, se constituye la primera sociedad cooperativa de Elche, la Unión de Labradores y, en lo que parece una respuesta a la anterior, a continuación se crea la sociedad cooperativa La Ilicitana, presidida por el político conservador José Gómez..

…con objeto de proveer a todos los asociados de cuantos géneros y artículos de primera necesidad les sean precisos, de buena calidad y a precios más reducidos que en el mercado público..”16.

V00_anarquistespicassoolviendo al recorrido por las ciudades en crecimiento de nuestra provincia a mediados de la década, se constata que Elda -1885-, Crevillente -1885-, Santa Pola -1885-, Orihuela -1886- o Torrevieja -1888- son algunas de las otras localizaciones desde donde el movimiento obrero, frecuentemente bajo el formato del cooperativismo, irradia este momento de esplendor transitorio17.

Pero el caso de Alicante es en el que se encuentra mayor información, puesto que esta compartía con Alcoy el hecho de haberse significado como bastión federal durante el periodo Republicano, viviendo como esa, aunque en menor grado, dosis prolongadas de represión y clandestinidad.

Pasados estos años de censura oral y escrita, la ciudad viviría a principios de la década, un momento de entusiasmo editorial y creciente actividad societaria, influida por el rebrote republicano de la capital de la provincia.

AunGuerraSocial.JPGque no se ha podido encontrar confirmación ni más referencias al respecto, existía desde 1881 en la ciudad de Alicante una Sociedad de Obreros, englobada explícitamente en la órbita de la FTRE18; así como también se localiza a la efímera Asociación del Arte de Imprimir, supuestamente en la órbita socialista, de la cual aunque se afirma que se constituye y desaparece tras participar en el I congreso de la Federación Tipográfica Española -1882-, se ha constatado que este grupo de tipógrafos se mantenía activo poco tiempo después, ya que se comenzó a editar mensualmente a principios de 1884 el Boletín de la Sociedad Tipográfica bajo la dirección de José Mª Santelices19.

Paralelamente, se encontraba también presente con cierta fuerza el movimiento cooperativista en esos mismos años, como pone de manifiesto las referencias a algunos oficios que organizan sus propias cooperativas de socorros mutuos; como la Asociación de Panaderos, creada en 1881 y disuelta unos meses después tras dirigir una instancia al gobernador civil con sus exigencias laborales, o la de Oficiales Toneleros, que debió comenzar a funcionar oficialmente al mismo tiempo y que sostiene una huelga a finales de 1882 contando con el apoyo del partido federal, conectada con las federaciones de oficio de carácter nacional, cercanas al internacionalismo.

Precisamente, del 6 al 12 de noviembre de ese año, los toneleros alicantinos habían enviado representación al X Congreso nacional celebrado en Tarragona, dónde precisamente el debate en torno al tema de las huelgas estuvo en el centro de las discusiones, coincidiendo que la de Alicante parece iniciada tras volver los delegados del congreso, y provocó el cierre del Ateneo Autonomista que los federales habían cedido para realizar sus asambleas, e inaugurado solo unos meses antes.

Haga la clase obrera de la capital lo que quiera, pero conste que no aprobamos su retraimiento en un asunto que tanto le interesa”20.

También aparecen otras organizaciones sociales, vinculadas de una manera más directa a las diferentes tendencias republicanas; como por ejemplo sociedad cooperativa obrerista La Fraternal, creada en 1884 y ligada a un federalismo ya plenamente reorganizado en la ciudad, el mismo año en que fue fundada la sociedad cooperativa de obreros Instrucción y Trabajo, que llegaron a editar entre 1885 y 1886, un boletín de información semestral, que esta considerada como las iniciativas de este tipo con más éxito, pues contaba con 363 asociados en el mes de junio de 1886, establecía relaciones de trueque con otras cooperativas de ciudades vecinas y entre sus miembros encontramos a destacados dirigentes del republicanismo más atemperado21.

Aquellos canales abiertos a libertad de asociación, todavía restringida a actividades consideradas como benéfico-instructivo-recreativas, favoreció un estallido asociativo en el que, semicamuflado, se mezclaban actitudes filantrópicas y una vocación universalizadora, o como se comenzaba a decir entonces, laica, que en entornos más urbanizados y burgueses como Alicante, se articulaba bajo el epígrafe heterodoxo del librepensamiento, no sin dejar de atraer a obreros.

Obligada es la mención adicional a la relación existente entre los republicanos y librepensadores del Grupo Paz, con algunos de los miembros más destacados de sociedades obreras locales, quienes a su vez eran masones o espiritistas; y no se trata de cuestiones anecdóticas, sino que las relaciones de la burguesía avanzada con el movimiento obrero adquieren significación propia, al menos en esa ciudad, como pone de manifiesto en interés demostrado en el plano del cooperativismo

..Para propagar estas ideas salvadoras ayudan los periódicos, las asociaciones, las sociedades obreras de socorros mutuos, las cooperativas, los centros y corresponsales masónicos en las aldeas o comarcas dónde no existen logias masónicas..”22.

Dejando a un lado los ejemplos concretos, se extraerán algunas conclusiones.

Parece bastante claro que estas asociaciones cooperativas tenían una finalidad eminentemente práctica -adquisición de bienes de consumo familiar-laboral, socorros mutuos en caso de accidente, enfermedad, vejez…- ; es decir, hacer frente al incesante goteo de desheredados, y que recibían así una mínima cobertura social y material, aunque nada podían hacer sin embargo, con las condiciones de hacinamiento e insalubridad en que se vivía y trabajaba por aquel entonces, con los altos índices de accidentes y enfermedad profesionales considerados como fortuitos e inevitables, con delegación asistencial por parte del estado en manos de la iglesia…23.

La falta de definición ideológica y de un objetivo compartido, convierte a estas primeras iniciativas unionistas en efímeras y muchas habrían desaparecido como tales al final de la década, al ser rechazado por los dirigentes de las organizaciones obreras que contemplaban un proyecto de transformación social de más largo alcance24.

Pero en la práctica aquel sistema de organizaciones interclasistas y frecuentemente tuteladas por el republicanismo burgués continuó funcionando, y prueba de la extensión alcanzada por estas iniciativas, pronto aparecerían con mayor frecuencia los intentos de asimilación-normalización que tratarán de hacerse desde diferentes sociedades católico-conservadoras a partir de la década siguiente, ya que en un principio se mostraron abiertamente hostiles con todo lo que significara una amenaza a su influencia social.

…sociedad de socorros mutuos significa yuxtaposición de individuos iguales, reunidos únicamente por el vínculo de la necesidad […] … lo primero que necesitan tener es una capilla, un santo patrono y reuniones religiosas…”25

00_anarquismo_clasico_1o-mayo

La consideración de este tipo de asociaciones cooperativas como mero mecanismo de transición en la historia del movimiento obrero, no puede hacer olvidar que fueron una plataforma para la organización de estructuras societarias de mayor alcance en la década posterior y uno de los primeros síntomas de proletarización de sectores cada vez más amplios de la población.

Hacia el final de la década la semioscuridad en la que habían permanecido las sociedades obreras se ve atenuada con la aprobación de la ley de asociaciones, que junto a cierta relajación en la persecución de editoriales críticas que había caracterizado el periodo anterior, favorecerá la consolidación de una estructuras de sociabilidad obrera cada vez más autónomas, interconectadas y visibles.

Esto último lo anuncia de manera clara el caso de Alcoy, donde en agosto de 1887-, sería [re]constituida públicamente la Federación local de Trabajadores, adherida a la nueva FTRE, y apoyada en el llamado Pacto de Unión y Solidaridad, encabezando varias huelgas de tejedores, obreros de la lana y papeleros durante 1889.

Como terrible plaga, han caído sobre la ciudad de Alcoy los hijos de las tinieblas, los secuaces de Prudón (sic), los que tantos días de luto han dado y darán al mundo con sus infaustas predicaciones. Convirtiendo en templo del error la plaza de toros de aquella ciudad han arengado a las turbas con un cúmulo de atrocidades y disparates..”26.

Y otra prueba de ello sería la relativa vitalidad que manifestarían los obreros alicantinos en el primer 1º de Mayo.

———————————————————————————————————————————————–

NOTAS:

  • 1 Desde el congreso de Barcelona de 1870, al que asistió Agustín Valls Vilaplana en representación de tejedores alcoyanos, comienza una intensa correspondencia y relación entre focos Internacionalistas dispersos en la provincia, cuyo resultado fue que pocos meses después, finales de 1872, la Federación de Alcoy contaba con cerca de 2 mil afiliados y agrupara a papeleros, tejedores, fundidores, molineros, carpinteros y una sección de oficios varios; siendo considerada la segunda en importancia después de Barcelona. Por todo ello, ante la imponente delegación alcoyana al Congreso de Córdoba [Albarracín, Tomás, Rosell, Fontbuena, Boti, Abad y Santonja, a los que se suma Dominguez que llevaba la representación de Cocentaina y Muro], fue designada sede de la Comisión Federal y oficina central a efectos de estadística y correspondencia; además de organizarse los congresos nacionales de la Unión de Obreros Mecánicos y el de Noógrafos a lo largo de 1873. BARON: Los movimientos insurreccionales valencianos durante la I República. Consell Valencia de Cultura, 1994, pp. 35 -60. MORENO: El Anarquismo en Alicante [1870-1930], en VVAA: El Anarquismo en Alicante [1868-1945]. Instituto Cultura Juan Gil Albert, Alacant, 1986, pp. 13, 27-31. MORENO: Anarquistas y Socialistas en la provincia de Alicante [1874-1917]. Anales de la Universidad de Alicante, Alicante, 1986, pp. 153 y ss.

  • 2 La Federación 08-02-1873. En la comarca del Comptat se documentan secciones de oficios varios consolidadas a partir del verano de 1872, cuanto menos en Cocentaina, Muro, Benilloba, Ibi y Bocairente; aunque el brote llegaba más lejos, ya que cerca del mar, en Alicante, toneleros, trabajadores del puerto, panaderos y una sección de oficios varios aparecen organizados desde a finales de 1872; mientras que en el otro extremo norte, en Dénia, se hicieron esfuerzos de propaganda y organización que no parece que cuajaran. Siguiendo el curso natural de las cosas, las ideas de La Internacional también recorrieron el rio Vinalopó, ya que a finales de 1872 se detecta un núcleo -de influencia republicana- en Elda, y en febrero de 1874, la comisión federal de la AIT envió comunicaciones “..a varios compañeros de Elche y otras localidades..”,, AIT: Actas de Consejos y Comisión federal de la Región Española (1870-1874). II, Barcelona, 1969, p. 307; citado en MORENO: El movimiento obrero en Elche [1890-1931]. Instituto Cultura Juan Gil Albert, 1987, p. 176. El Municipio 24-09-1872; La Federación 15-01, 27-08-1871, 10-03, 23-03, 07-07, 28-09, 19-10, 21-12, 28-12-1872, 25-01, 08-02, 21-02, 10-05, 18-10, 08-11, 15-11-1873.

  • 3Por citar algunos datos ilustrativos de la represión que se desata tras aquellos sucesos que afectaron a Alcoy, las detenciones se alargaron durante meses, muchos de ellos en el Castillo de santa Bárbara de Alicante, y el proceso judicial duró once años, al cabo de los cuales habían sido puestos en libertad las dos terceras partes de los procesados, que incluía a 282 presentes y 56 ausentes. Bastantes de ellos murieron en prisión, muchos acabaron en la miseria o en la más completa desesperación, frente a la lentitud, imprevisión y la irregularidad de la administración de justicia de un sumario de alrededor de 20 mil folios. La prolongación del proceso llevó a algunos al suicidio, y a que se extendiera un clima de solidaridad local con los encarcelados, traducida en una activa Comisión de Defensa de los Presos. MORENO: Las Luchas sociales en la provincia de Alicante [1890-1931]. Unión General de Trabajadores, 1989, pp. 249 y ss. La Federación 09-08, 22-11, 29-11, 06, 13 y 27-12-1873.

  • 4Extracto del manifiesto que publicaron los internacionalistas alcoyanos el 14 de julio de 1873, y que fue reproducido en La Revista Social, 1884, y luego en Tierra y Libertad 21 y 28-03-1907. Resulta curiosa la narración de los hechos que en primera persona del singular plural hace Rafael Bernabeu en 1914, contestando a otra carta que su propio hijo, un militante radical, había escrito previamente atacando a los anarquistas y reivindicando a Agustín Albors, alcalde republicano muerto en aquellos sucesos. En total se produjeron 16 muertos en los enfrentamientos armados de la insurrección de Alcoy, entre ellos solo un militar, respetándose la vida de los encarcelados; se incendiaron cinco inmuebles, ninguno de ellos industrial y se produjo algún robo con carácter aislado. Entre los detenidos hubo internacionalistas y cantonales, pero también carlistas y delincuentes comunes. GUTIERREZ: El Republicanismo en Alicante durante la Restauración [1875-1895]. Ayto. Alicante, 1989, p. 128. Tierra y Libertad 20-05, 08 y 22-07-1914.

  • 5Según Max Nettlau, en 1876 pervivían activas en plena represión dos secciones de oficios varios, una en Alcoy y otra en Cocentaina, situación que en 1881, justo antes de reconstituirse la Internacional bajo el formato de la FTRE, se había desarrollado en Alcoy, donde volvían a haber 5 sociedades federadas, además de secciones de oficios varios en Cocentaina y Elche. Siendo el delegado de Alcoy, quien presidió las sesiones del Congreso nacional de Sevilla de septiembre de 1881. También en 1876, se produce en Bañeres una huelga parcial de papeleros, posiblemente obreros alcoyanos que habían buscado allí trabajo. El Constitucional 30-04-1876; La Revista Blanca 01 y 15-07-1927; Solidaridad Obrera 20-03-1956.

  • 6El contexto de cambio organizativo que afectaba al socialismo español, tiene su reflejo particular en nuestra provincia, ya que los alcoyanos, junto a los de Cocentaina, envían un delegado a la conferencia extraordinaria de la FRE celebrada en Gracia en febrero de 1881, pero pocos meses después, solo envían su adhesión al congreso de la FTRE celebrado en la misma ciudad en septiembre; y se contabilizan solo 524 asociados a la FTRE de Alcoy tras su constitución; y solo un delegado por Alcoy, figuraría en el polémico II Congreso de FTRE celebrado en Sevilla un año después. El partido obrero, constituido en 1879 alrededor de la figura de Pablo Iglesias, no tomará forma en nuestra provincia hasta después de las manifestaciones del 1º de mayo de 1890. GUTIERREZ: Republicanos y obreros en el Alicante del siglo XIX. Asociacionismo, propaganda y movilización (1868-1891), en VVAA: La pluma y el yunque: El socialismo en la historia valenciana. PUV, Valencia, 2003, p. 52; IÑIGUEZ: Enciclopedia histórica del Anarquismo Español. Vitoria, AIP, 2008; DE LARA: El movimiento obrero en la historia de España. Editorial Taurus, Madrid, 1972, p. 277; MORENO: Las Luchas sociales. Ob. Cit, pp. 173-177.

  • 7Bandera Social 22-03-1885. De la información contenida en el interrogatorio, destaca el interés manifestado por los obreros alcoyanos en cuestionas culturales y educativas, mencionándose la existencia de varios centros de estudios -uno de ellos relacionado con La Benéfica-, y una labor regeneradora que sancionaba los vicios o el robo, destacando Alcoy por el bajo índice de delincuencia. Resulta pertinente considerar que estas conversaciones se desarrollan en el marco de conflictividad social al alza, denominada como la Gran Depresión. GUTIERREZ: Trabajo y Conflictividad social en España [1881-1888], en VVAA: El trabajo a través de la historia. UGT-Centro Estudios Históricos, Asociación Historia Social, Madrid, 1996, pp.351-358.

  • 8El Serpis 14-11-1884.

  • 9HERNÁNDEZ: La Sociedad Cooperativa El Trabajo [1880-1942]. Instituto de Estudios Juan Gil Albert, Alacant, 1988, pp. 23-36.

  • 10Y por supuesto dejaba sin trabajo a cualquier obrero ligado a una sociedad anarquista. EGEA: La Clase obrera de Alcoy a finales del siglo XIX. UNED, Cartagena. (disponible en red). La Bandera Social 18-11-1886.

  • 11El Serpis 31-07, 30-08 y 02-09-1886.

  • 12Suponemos el mismo delegado, que en nombre de la Comarcal Valenciana con sede en Alcoy, asistiría al llamado Congreso Cosmopolita celebrado a continuación del anterior, 1885, pese al acoso policial por su carácter internacionalista y anarquista. La sede del Comité Federal pudo estar situado en casa del editor J. Ll. Bustamante, en la calle san Nicolás, 94. Algunas fuentes mencionan la celebración en Alcoy de un Congreso Comarcal de la FTRE a mediados de 1885. Ese año, se había constituido el grupo Juventud Anarquista. IÑIGUEZ: Enciclopedia histórica. Ob, Cit, pp. 171, 289; MORENO: Anarquistas y Socialistas. Ob. Cit,. p. 155.

  • 13Bandera Social 22-03-1885. Estuvieron representadas la Federación de Alcoy, compuesta de las secciones de tejedores, de obreros en lana, de papeleros y de oficios varios; y secciones de oficios varios de Elche y Cocentaina. Entre las resoluciones, enmarcadas en los principios anarco-colectivistas y con reminiscencias federalistas, destacan el interés por el fomento de la difusión cultural, creando grupos anarquistas y escuelas libres, en la medida de las posibilidades de cada federación local, poniéndose como ejemplo el caso alcoyano. Un delegado alcoyano asiste al congreso comarcal catalán celebrado a mediados de julio; mientras que los grupos anarquistas de Valencia seguían las iniciativas de los alcoyanos en cuestiones de propaganda a finales de año. Al año siguiente, en sintonía con los movimientos obreros de los norte-americanos, varios grupos alcoyanos se incluyen en una comisión nacional pro campaña de los 8 horas. Bandera Social 05-07, 02-08, 10-12-1885, 26-02, 03-09, 11-11-1886.

  • 14Bandera Social 23-08-1885. En una carta posterior, un representante de la federación local narraba la situación, afirmando que la epidemia provocó el cierre y huida de la mayoría de los fabricantes e industriales, quedando la masa obrera a su suerte y abocada a la emigración, cuando no agravando la crisis industrial. Destacó la labor realizada por la federación local que invirtió 4 mil reales en subsidios a enfermos y afirmaba que solo 5 de sus asociados habían muerto en este episodio, gracias a la solidaridad prestada y el valor mostrado por algunos federados. Uno de los lugares donde el brote adquiere cariz de epidemia fue en Alicante, sacudiendo en especial a la población obrera, desplazada a las afueras de la ciudad, y por ejemplo dando comienzo a los que luego sería el barrio de Carolinas. Bandera Social 12-11-1885; La Unión Democrática 26-01-1886.

  • 15Esta idiosincrasia colectivista en los orígenes de la fundación del Círculo Obrero y del socialismo Ilicitano, parece reflejarse en la hoja que publicaron con motivo de su decimocuarto aniversario. En la huelga declarada por los cañameros en septiembre 1883, y secundada ya por los alpargateros, se hizo frente a la reducción de beneficios que imponían los fabricantes en tiempo de cosecha. Estuvo alentada por unas proclamas que circularon por la ciudad escritas por dos obreros, Antonio Galiano y Tomás Rubí, que provocaron gran inquietud. De Antonio Galiano y Tomás Rubí, nada se ha documentado, pero un extraño personaje, el alpargatero ilicitano Juan Navarro González, fue detenido y procesado en abril de 1882 en Ardales, Málaga, donde presidía la sociedad obrera local, con 700 miembros, disuelta en el marco de las detenciones y juicios por la causa de La Mano Negra, por la que compareció como testigo en Arcos en junio de 1883. De nuevo se le procesaría en la primavera de 1897, esta vez en Hostalrich, Girona, acusado de los altercados con motivo de la salida de tropas para Cuba; y completando el ciclo histórico, sus hermanos, José y Francisco, son dos de los colaboradores habituales de la prensa obrera y anarquista, ya en los años 10 del siglo XX. MORENO: El movimiento obrero en Elche. Ob, Cit, pp. 160 y ss, 417-419; El Graduador 30-09-1883; Las Dominicales 30-09-1883, 29-06-1889, 15-06-1899; La Unión Democrática 30-09-1883; El Liberal 16-03-1897.

  • 16La Unión Democrática 17-01-1886. Estos eran los objetivos declarados de la Unión de Labradores de 1886, continuado con el periódico El Labrador, editado al final de la década. Alguna relación debía tener estas iniciativas asimiladoras, con un par de rotativos conservadores, que con el nombre de El Obrero, y luego Los Obreros, pretendían influir entre los despistados. Símbolo de esta transformación fue, el por entonces modesto asalariado Vicente Sansano Fenoll, uno de los miembros de aquella primera sociedad de alpargateros organizada en la ciudad, y que con el paso del tiempo se convertiría en incipiente industrial del calzado de lona, el que usaban los pobres, poderoso contribuyente creador de organismos patronales, patrocinador de rotativos locales e incluso alcalde de la ciudad. La Unión Democrática 17-02-1886; La Correspondencia de Alicante 14-07-1905.

  • 17La cooperativa obrera El Bien General de Elda nace a principios del año 1886 y desaparece a mediados de 1887. La sociedad cooperativa El Porvenir de Orihuela llegó a abrir una similar en Bigastro. Escasas son las referencias al Centro de La Unión de Crevillente. Y se sabe que la sociedad cooperativa la pusieron en marcha artesanos y obreros en Torrevieja. Un ejemplo del nivel de desarrollo del cooperativismo, lo podemos entrever de alguna noticia que nos habla de las relaciones cooperativas que se establecían entre organizaciones semejantes de ciudades vecinas. La Unión Democrática 06-01, 14-02, 01-05 y 09-06-1886, 12-07-1887; El Serpis 13-03-1885, 31-07-1886; Diario de Orihuela 24-08-1886, 21-11-1888; VALERO: ‬Elda 1832-1980. Industria del calzado y transformación social. Instituto Cultura Juan Gil-Albert, 1992, pag. 25; ALBERT: La Imprenta en la provincia de Alicante [1602-1925]. Instituto Estudios Alicantinos, Alicante, 1971, p.142 y 330.

  • 18Según Max Nettlau existían vinculadas a la Federación de Trabajadores de la Región Española en nuestra provincia en esta década, cinco sociedades de Alcoy, una de Alicante, una de Cocentaina y otra en Elche. NETTLAU: Die erste Blütezeit der Anarchie, 1886-1894. Editor Topos Verlag. Vaduz, 1981.

  • 19El Eco de la Provincia 20-08-1882 y 22-01-1884.

  • 20 El Constitucional 17-12-1884. Esta refiriéndose a las conferencias de la CRS organizadas en Alicante por la diputación provincial. También estaban organizados los trabajadores del muelle bajo la denominación de El Remedio, calificada de sociedad filantrópica, que mantienen una huelga en demanda de mejoras salariales años después; o el gremio de Cocheros que para el socorro de un compañero caído en desgracia organiza una becerrada. El Eco de la Provincia 11-02, 03-10, 22 y 30-11-1882, 29-07-1883; Buenas Noches 15-11-1886; Las Circunstancias 18-09-1881; El Graduador 18-07-1882; http://www.veuobrera.org/00finest/fot-deta.htm

  • 21Este es el tono que muestra en la misma Alicante la sociedad cooperativa La Amistad, fundada en julio de 1884 y dedicada sobre todo a actividades recreativas y culturales, aunque ya encontramos una del mismo nombre en 1876, y que fue presidida por el noveldense Antonio Segura Escolano. GUTIERREZ: El Republicanismo en Alicante. Ob. Cit, pp. 130-133, 142 y ss. El Constitucional 14-04-1876; El Graduador 13-07-1884; La Unión Democrática 14-02-1886.

  • 22El Alicantino 12-01-1888. Se menciona la existencia de otras cooperativas en Alicante, una con el nombre de cooperativa Victor Hugo, otra la que mantenía la sociedad obrera-espiritista La Caridad, ambas cercanas a los librepensadores; aunque también existen referencias a la sociedad cooperativa La Constancia, creada en 1885 y a la La Unión Obrera, creada en 1887 y presidida por Federico Lluch, republicano alcoyano que había sido preso por los Internacionalistas cuando la insurrección de julio de 1873, que venía de Valencia, y que luego recalaría en Barcelona a finales de siglo. El Serpis 09-12-1885; El Constitucional 04-11-1887.

  • 23En 1888, se funda en Alcoy la Sociedad-Unión para casos de enfermedad y retiro de obreros, donde estos pagaban el 1% de su sueldo semanal, y el patrón aportaba ..la misma cantidad. BERNABÉ: Moviments socials d’Alcoi. Un intent de cronología. p. 133, incluido en VVAA: Primer Congreso de historia del País valenciano. Volumen IV. Universidad de Valencia, 1974.

  • 24Existe una cierta repetición del uso del término La Unión a la hora de bautizar periódicos, sociedades obreras u otro tipo de establecimientos públicos de aquella época.

  • 25El Alicantino 02-10-1889. Para el cambio de actitud de los conservadores y católicos especialmente respecto a las cooperativas, El Alicantino 08-03 y 23-10-1890.

  • 26 El Alicantino 03-08-1889. Hubo representación directa en el congreso de la FTRE celebrado en Madrid en marzo de 1887, y se confirma la celebración en Alcoy de otros Congresos Comarcales, a principios de 1887 y en abril del año siguiente. Tras el congreso amplio de la FTRE de Barcelona, mayo de 1888, se fijó la residencia del comité federal en Alcoy, al parecer con funciones administrativas y estadísticas. En el V y último congreso de la FTRE, celebrado en Valencia en el otoño de 1888, en el que se decide la disolución de esta y la creación de la OARE -Organización anarquista de la región española- que secundan la Comarcal Valenciana, es decir los alcoyanos, que contaban con unos 300 federados. MORENO: Las Luchas sociales. Ob. Cit, pp. 212, 253-256; IÑIGUEZ: Enciclopedia histórica, Ob, Cit,, p. 991; NETTLAU: impresiones históricas sobre el socialismo en España, La Revista Blanca 01-09-1928 al 01-05-1929.

  • ————————————————————————————————————————————————————————————————————–

Anuncios

2 Respuestas a “ASOCIACIÓN y COOPERACIÓN  [1881-1889]

  1. Pingback: ALACANT OBRERA | Alacant Obrer·

  2. Pingback: MARÇ | Alacant Obrer·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s