TIPÓGRAFOS

S00_Imprenta-Prppagandaegún la prensa, el ofició se constituyó en sindicato en 19121. No tenemos noticia de sus actividades hasta 1918, cuando en noviembre de ese año tuvo lugar una huelga del ramo –que impidió la publicación de los semanarios alcoyanos La Lealtad y Fraternidad– al no aceptar los patronos la petición de un aumento salarial de 1 peseta diaria y una mínima reglamentación del trabajo2. La huelga, que pareció justa a la opinión pública, se resolvió muy pronto y los obreros obtuvieron “alzas apreciables en sus salarios3.

En diciembre de 1919 se asociaron los patronos tipográficos, en el marco de la campaña empresarial de organización y resistencia contra los sindicatos obreros. Poco después, los obreros volvieron a la huelga para pedir un aumento semanal de 2 pesetas: de nuevo tuvieron cierto éxito y lograron un aumento del 25% en el salario habitual y otro 25% en las horas extraordinarias. Durante la huelga sólo se publicó Heraldo de Alcoy, que había aceptado las bases propuestas por los obreros4.

Huelgas parciales del oficio hubo en febrero de 1920, contra la imprenta en la que se tiraba El Heraldo, y en agosto del mismo año, contra la imprenta de El Serpis, donde llegó a estallar una bomba5.

En noviembre de 1920 se produjeron –como en otros oficios- enfrentamientos entre los obreros sindicalistas y los de otras tendencias. El Comunista Libertario publicó una serie de artículos titulados “Déspotas o idiotas”, que firmaba la Comisión de Prensa de la Sección de Artes Gráficas del Sindicato Único, en los que se narraba, en la típica prosa obrerista de la época, la actuación de los tipógrafos durante 1920:

En las corrientes humanas, como en los ríos caudalosos, existen escollos que interrumpen la marcha y el desarrollo de las ideas, y hay que arrollarlos o pasar por encima pisoteándolos para llegar a la realización de nuestras ideas y nuestros derechos.

Esto han hecho los tipógrafos, primero tuvieron que luchar contra un lockout impuesto por la patronal y llevado a cabo, como siempre, por burgueses mediocres e ignorantes que no comprenden que obran por instinto y arrastrados por las malsanas costumbres del capital.

En segundo lugar lucharon contra los indecentes reaccionarios que por desgracia dentro del mismo oficio existen y si hemos de decir verdad, más peligrosos que los otros. Contra estos es contra quienes nos dirigimos, pues nacidos de la inmunda cloaca de la reacción, se han criado cual los sapos asquerosos y al igual que ellos graznan lúgubremente para ver si con sus graznidos consiguen lo que con malvados instintos en sus cerebros vacíos germina.

¿Qué por qué les atacamos? Vamos a decirlo. Declarado el oficio de tipógrafos en huelga, requirió del pueblo su apoyo material y de esta forma poder luchar con más ventaja contra los patronos. El pueblo, por intervención del comité del Sindicato Único, correspondió a la petición. Ahora bien, solucionada la huelga, quedó en pie el boi-cot declarado a los señores Ivorra y Payá por no haber accedido a la demanda y haber despedido al obrero que en sus talleres trabajaba. El nuevo conflicto que a raíz de esto se presentó ya dimos cuenta en una hoja en su tiempo”.

Finalizado el conflicto con Ivorra y Payá, la Sección Tipográfica obtuvo 308 pesetas como indemnización por los jornales perdidos por el oficio durante la huelga. La Sociedad de Tipógrafos acordó, en principio, repartir esa cantidad a partes iguales entre sus afiliados. Pero, finalmente, se decidió someter ese acuerdo a una Asamblea general del Sindicato Único, para que fuese “el pueblo” quien tomase la última decisión. Y ésta fue que las 308 pesetas pasaran al fondo pro-local del Sindicato. Pero algunos afiliados no acataron ese acuerdo y se separaron del Sindicato. “Estos individuos demasiado egoístas no comprendían que no tenían derecho a ninguna cantidad pues poco o mucho, habían cobrado durante su vaga6.

En el escrito se citaban los nombres de esos “traidores”, a los que se calificaba de “alimañas venenosas”, dignos de figurar en una colección zoológica, etc. Y se pedía el boicot contra ellos, “despreciarles y escupirles el rostro… pisoteados como se estrujan las cucarachas repugnantes7.

Pese a estos incidentes, los sindicalistas siguieron con sus trabajos de organización entre los tipógrafos y a primeros de 1921 se lanzaba desde El Comunista Libertario la idea de establecer en la ciudad un Sindicato Único de Artes del Libro y Similares, que abarcaría a tipógrafos, litógrafos, papeleros, encuadernadores y a quienes fabricaban cajas de cartón8.

———————————————————————————————————————————————————————————————–

NOTAS:

1Diario de Alicante, 7-IX-1912.

2La Horda, 17-XI-1918.

3Fraternidad, 23-XI-1918, y La Horda, 24-XI-1918.

4El Liberal, 6-XII-1919, El Luchador, 20-XII-1919, y La Región, 18-XII-1919.

5El Luchador, 14-II-1920.

6El uso de esta palabra catalana para designar la huelga demuestra que el catalán era la lengua hablada habitualmente entre los obreros alcoyanos que, sin embargo, utilizaban el castellano para expresarse por escrito.

7El Comunista Libertario, 13 y 20-XI-1920.

8El Comunista Libertario, 15-I-1921.

———————————————————————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Una respuesta a “TIPÓGRAFOS

  1. Pingback: OTROS OFICIOS | Alacant Obrer·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s