Prole Ferrer [IV]: La MIRADA de CASANDRA

C14_Trini Ferreron estos artículos breves sobre la rama francesa de la familia Ferrer, hemos querido fijar nuestra atención en Trini Ferrer y sus hijos, fieles representantes de la saga no solo por compartir las mismas ideas del fundador, sino también por compartir incluso ciertos rasgos fisonómicos  comunes a la rama materna de los Ferrer-Guardia: grandes, garbudos y con aquellos grandes ojos negros, capaces de dar ternura aun rodeada de las mayores desgracias; una mirada metálica y triste heredada a través del abuelo, que fue a su vez la del visionario que supo de la importancia de la educación del pueblo.

La tragedia de esta mujer — observa nuestra interlocutora — es de lo más emotiva. La monarquía de los borbones le fusilaron a su padre. Y los rateros rojos de la contrarevolución le fusilaron al hijo..”1.

S29_Boceto del busto de Ferrer_escultor Derre_Ferrer en el momento de la ejecución sostenido por su hija predilecta Trinidad_Lisboa_u epopeya familiar nos retrotrae al mito de Casandra, hermana de los hombres y capaz de enfrentarse a los dioses, una mujer dotada de la clarividencia necesaria para darse cuenta de la importancia de la obra realizada por su padre, pero condenada a que nadie entendiera sus palabras.

Una maldición – que otros llamaron gafe- de la que ni ella, ni sus hijos, pudieron escapar, no solo porque nunca se entendiera su mensaje, sino porque, a pesar de su incansable lucha contra el olvido y la indiferencia, su esfuerzo ha sido olvidado por la historiografía, y hoy día solo encontramos a la pequeña de la saga, Sol-María-Ángela-Hipatia, que también tenía aquellos ojos grandes y profundos y fue quién publicó un par de ensayos sobre su padre, siendo por ello considerada algo así como la cronista oficial de la familia Ferrer.

..especialmente de la señora, que es una rozagante española trasplantada aquí, y que en este pequeño paraíso ha impuesto sus gustos; y cuando haya dicho que hay una lindísima hija de 17 abriles que sonríe siempre con sus labios rojos y sus ojos negros, grandes como el corazón que los anima”2

Parece claro, pues, que fallecida su hermana Paz en 1913, la incierta relación entre Sol y Trini, quienes pudieron haberse reencontrado en París a comienzos de la década de 1920, tras regresar de Rusia la primera, vía Alemania, explicaría muchas cosas de la manera en que Sol abordó el estudio de la obra y el pensamiento de su padre.

Sin embargo, de haber existido aquel reencuentro en París debió ser puntual, ya que Sol y su única hija Olga regresarían a España, concretamente a Valencia, en 1924, tras contraer segundas nupcias con un prestigioso médico socialista valenciano, Rafael Vilar Fiol; siendo más probable que se reencontraran tras mudarse a Cataluña en 1933, tras la ruptura del matrimonio, convalidando Sol en Barcelona sus títulos y comenzando a  como profesora de francés del Instituto de Mataró.

Sol y Trinidad Ferrer, la última ya fallecida. La primera, autora de una excelente biografía de Ferrer, la segunda, seguidora en vida de las ideas de su padre..”3.

Au21_Sol Ferrer y Olga, con Durruti y Sebastian Faure_septiembre 1936_01nque es posible que fuera Trini quien ayudó a su hermana en la mudanza a Cataluña y a conseguir el trabajo de profesora, nos inclinamos por pensar que no existía mucha relación entre ellas, principalmente porque Sol nunca fue nombrada en compañía de su hermana mayor, en ninguno de los eventos que presidieron Trini y sus hijos; pero no podemos descartar algún tipo de contacto, a tenor de que la participación de Sol en la revolución española se limitó a un único acto de presencia, acompañando a Sebastián Faure en una visita al frente de Aragón -Bujaraloz- a mediados de septiembre de 1936, justo cuando fue creada la Centuria Sebastián Faure -1ª centuria de la CD-, tal y como recogen varias fotografías de la prensa de la época, en la que aparecen también su hija Olga, junto a su compañero, un aviador francés.

Sol Ferrer vivía con su hija y su yerno. Éste era aviador y llegó a Barcelona con la intención, en tanto que aviador, de participar en la lucha que teníamos entablada contra el fascismo. Como era francés, tenía dificultades con la lengua. [..] Finalmente su hijo político pudo entrar en la aviación”4

Sin embargo, pese a estos testimonios gráficos, no hay otros datos que apunten a que su implicación fuera más allá, como sugiere así mismo Sara Berenguer, que las conoció en Barcelona en aquellos primeros meses de la revolución, afirmando que vivían en la barriada de Les Corts, y que Sol se limitaba a dar clases de francés en su casa a algunas compañeras..

..creo que esos eran todos los ingresos que tenían. Pasaron una temporada económicamente muy mala. Su hija estaba en estado de gestación bastante avanzado, lo que tampoco le permitía poder trabajar..”5.

SiLe veritable ferguiendo con encuentros y desencuentros entre ambas ramas de la misma familia, mientras que Trini moría en fecha desconocida en Francia, probablemente a lo largo de la década de 1940, Sol comenzaría a prodigarse dando conferencias y ser conocida, tras publicar la primera de sus dos obras sobre su padre, Le Veritable Ferrer, de 1948, trabajo que fue acogido con agrado general en los medios libertarios.

Trinidad compartía las ideas de su padre a quien defendió desde pequeñina. Paz lo amó también. Sol, afortunadamente viviente, proclama bien alto la admiración que sintió y siente por el autor de sus días”6

Sin embargo, la reacción no fue unánime, y pronto se alzaron las primeras voces que ponían en solfa las obras de Sol por pasar por alto ciertas contradicciones conceptuales y ser en exceso condescendiente con la figura del pedagogo libertario; debilidades que se debieron en parte a que probablemente esa documentación de la que dispuso en su investigación le llegó a través de Trini.

Sol, la menor de las hijas de la primera mujer de Ferrer, pasa por alto sistemáticamente las contradicciones personales e ideológicas del pedagogo y editor racionalista..”7

Sin otros datos sobre la relación entre ambas hermanas, admitimos nuestra incapacidad de explicar mejor como se produjo aquella extraña inversión de papeles entre ellas, pero nos sumamos a los que han señalado como poco fiable la labor historiográfica de Sol, no sólo por los errores de bulto que contiene al tratar de la biografía de su padre, sino por tremendas las contradicciones que muestra en su propia biografía; como el hecho que hubiera sido educada para ser lo contrario que su padre, al que apenas conoció, casada antes de 1913 con un príncipe ruso emparentado con los Romanov; que vio como la guerra y la revolución se llevaban por delante a su primer marido, a su madre Teresa y a su padrastro; que se quejó en diversas ocasiones de que fuera confundida con sus hermanas y si que nos conste que quisiera utilizar el apellido de su padre, por lo menos antes de establecerse en Barcelona durante el periodo republicano.

Lo 28_arton6457variado de mi documentación, las opiniones contrastadas del todo y con toda sinceridad, me han permitido considerar, con plena objetividad, el pensamiento pedagógico de Ferrer bajo un prisma más amplio que el del espíritu libertario, socialista, racionalista, filosófico, social o político [..] Para él, la independencia de la instrucción sería la garantía de la paz social y mundial”8.

Citaremos finalmente a la hija de Sol, Olga Prejwalnsky Ferrer, nacida en Rusia mediada la década de los 10, que colaboraría al menos en 1947, con el secretariado de Cultura del comité nacional del Movimiento Libertario Español en el exilio, que facilitaba cursos gratuitos por correspondencia; actuando ella como profesora de la sección de historia de la pedagogía.

Francisco Ferrer pensaba que no existe crueldad voluntaria y que todo el mal que hay en el mundo viene de la ignorancia. Por esa razón los ignorantes lo asesinaron”9

Ya mayor, Sol iría a visitar varias veces a Olga en los Estados Unidos, donde era profesora especializada en literatura popular y religiosa; mudando a finales de los años 60 a Ibiza, donde pasaría sus últimos años y fallecería un caluroso día de agosto de 1976; mientras que otro día de agosto, pero de 1985, falleció su hija Olga en Nueva York.

Ferrer, ni espejo ni reflejo, lució por sí mismo, analizó y vibró, ingenió y dedució. Anarquista, sí, si se entiende por ello que repugnaba toda directiva que no hubiese discutido en si mismo. Ningún hombre ha sido más independiente que él..”10

Dejando a un lado el sueño perdido de Sol, nos hemos centrado en este trabajo en recuperar datos de la otra parte de la familia Ferrer, aquella rama francesa que tanto luchó por mantener su memoria y que aun, hoy día, sigue defendiendo su legado humanitario.

Valga nuestro trabajo para recuperar la memoria de Trini, y por extensión la del resto de los descendientes del abuelo Quico, cada cual a su manera, propagadores del mismo mensaje y conscientes de la carga que ello suponía, como prueba su implicación en el devenir de la Revolución española, ofreciendo para quien sepa leerlas, algunas lecciones de cosas muy útiles para los centinelas de la emancipación social.

——————————————————————————————————————————————————————————————————————————————–

NOTAS:

  • 1RAPPEL de l’entretien avec Yudith: Guerra di Classe 19-07-1937. En la imagen, boceto del busto de Ferrer realizado por el escultor anarquista Émile Derre, titulado El Pensamiento, que presenta a Ferrer sostenido por Trini tras la ejecución.

  • 2VINARDELL: Desde Rusia, Diario Extremeño: 09-08-1909. Aunque se dice que Sol dejo París y el colegio de monjas en el que estaba internada en 1907, y se reunió entonces con su madre y su padrastro en la estepa rusa, constan varias crónicas de un extraño viaje iniciado por Vinardell en junio de 1909, en el que, al parecer iba solo acompañado de su mujer, cruzó Europa para visitar a su vieja amiga Teresa Sanmartí. También, GRANADO: De humanidad y polilla. Todas las caras de Ferrer Guardia. Edit. Anagrama, 2009.

  • 3KIRALINA: La Mujer en el Movimiento Libertario Español, España Libre 06-09-1959. Rafael, propietario y descendiente de una saga de galenos valencianos, enviudó en 1918, y en los años siguientes realizaría numerosos viajes profesionales a Europa, en los que debió conocer a Sol. Se casaron en 1922 en Hauts-de-Seine, Neuilly, firmando como Carmen de Mering, hija de Serge de Mering y Thérèse Sanmartín, viuda de Przevolinsky. Se les localiza dos años después ya en Gilet, Valencia, como C. Mering de Vilar-Fiol. A finales de aquella década, la joven Olga obtendría en Valencia su bachiller en letras. Ver, Le Figaró 04-08, 25-09-1924; El Pueblo-Valencia 02-10-1929.

  • 4BERENGUER: Entre el sol y la tormenta. Revolución, guerra y exilio de una mujer libre. L’Eixam Edicions, 2004. pp. 65-66. Alguna referencia sitúa a Sol como socia de la Cooperativa de Casas Baratas Pablo Iglesias, dando un cuantioso donativo en julio de 1936. Parece que mantuvo algún tipo de contacto con Luis Companys, al que recurrió en calidad de hija de Ferrer-Guardia durante la guerra, aunque sin éxito, como menciona Sara Berenguer. Ver, La Libertad 25-07-1936.

  • 5BERENGUER: Entre el sol y la tormenta. Ob. Cit, p. 65. Recordemos que Rafael Vilar fue, desde agosto de 1936, secretario general del Comité Sanitario Popular de Valencia, pero al tener un hijo capitán de los franquistas, fue desplazado al comité de la Cruz Roja republicana en París. Tras la guerra, siguió a cargo de la ayuda a los exiliados desde 1941 en Toulusse.

  • 6PUIG ELIAS: Solidaridad Obrera 08-10-1959. Sol Ferrer presentó su tesis en la Universidad de París en 1959: La Pensée politique et sociale de Francisco Ferrer; y sería ella quien presidiría el acto del 50 aniversario. Ver, Sol FERRER: La vie et l’oeuvre de Francisco Ferrer. Un martyr au Xxe siècle. Lib. Fischbacher, Paris, 1962, 240 pp.

  • 7ROSELL: Comentarios. Ob. Cit, pp. 19-20. Cuanto menos los contenidos referidos a la repercusión internacional de la obra de Ferrer, que aporta Sol, debió obtenerlos a través de Trini.

  • 8FERRER, Sol: Le Mouvement social: bulletin trimestriel de l’Institut français d’histoire sociale. 1961, pp. 122-126. Sol colaboró en Monde Libertaire, órgano de la Federación Anarquista de París, julio-agosto de 1959, y de forma habitual en Escuela Moderna, boletín bilingüe, Calgary, Canadá, 1963-1975. Ver, Le Matin 17-12-1913. También, Les rêves perdus de Sol Ferrer.

  • 9Albert CAMÚS, 1959. Camús debió pronunciar estas palabras también en el acto central en París del centenario del nacimiento de Ferrer y 50 aniversario de su fusilamiento, acompañado entre otros por Hem Day y André Lorulot. Ver, LORULOT: Pourquoi je suis athée. Préf. Han Ryner y Sol Ferrer. Herblay, Idée libre, La Bibliothèque du libre penseur, 1957.

  • 10FERRER, Sol: El anarquismo de Ferrer, Solidaridad Obrera 13-10-1955. Se menciona una grabación hecha por la CNT en el exilio, que incluía una conferencia de la nieta de Ferrer, que pudo ser ella o quizás su prima Lily. Ver, BERENGUER: Entre el sol y la tormenta. Ob. Cit, pp. 251-252. También, Solidaridad Obrera 16-10-1958.

——————————————————————————————————————————————————————————————————————————————–

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s