Explicadores de Películas [II]: DIAGRAMA LABORAL

Pexplicaserro ladrador y a veces mordedor, en este apartado trazaremos un primer esbozo del diagrama laboral de los explicadores, que nos aclare el contenido de su trabajo y el porqué de su repercusión social, a medio camino entre la fiesta y la revolución.

Yo he visto la tarjeta de Nicanor González, que prescindía en absoluto de sus servicios en las oficinas del Ayuntamiento y decía pomposamente: Nicanor González, explicador de películas.”1

Dado que la mayoría de las aproximaciones al oficio se han hecho hacia adelante, es decir, a partir de los hitos más destacados de su evolución laboral en el mundo del cine, y que lo sitúan como antecedente directo de los dobladores de películas, o como precedente del presentador televisivo de hoy en día, ya que allá por los años 30 se les recuperó momentáneamente con la moda de documentales y noticieros -que en España se prolongó durante décadas en el NODO-.2

Nosotros echaremos la vista atrás, para recuperar los ecos llegados al mundo del cine desde los primeros daguerrotipos de mediados del XIX, pasando por el teatro chico, hasta los pioneros del cinematógrafo.

..En la calle del infierno es donde se muestran los fenómenos, las descomunales serpientes, las figuras de cera, los monos saltarines, los ridículos enanos, los hombres que se tragan las espadas,.. Allí las escenas de la guerra, todavía en las maniguas cubanas y en el campo moro en los tiempos de O’Donell. Allí los circos, con su incansable voceador anunciando siempre que la función va a comenzar; su aturdidora murga de cornetines y tambores; sus hombres forzudos y mujeres ajadas, y, por fin, sus clowns con sus pinturas endemoniadas y sus graciosos gestos..”3

Claramente relacionado con otros trabajos similares del ramo de los espectáculos públicos, en su mayor parte cercanos a las barracas de feria de finales del siglo XIX, nos parece que el de linternista se nombra como uno de los más cercanos, no sólo porque en el primer cine acabaran combinándose ambos espectáculos, o porque las pelis por entonces se llamaban de forma habitual ..vistas y panoramas cinematográficos.

00_PanoramaImperial_CarmeloAstrainPuestos a hablar de curiosidades cinematográficas parécenos que es del caso llamar la atención del lector sobre alguna particularidad de vocabulario […] Entendemos que debe llamarse cinemorama o sala cinemorámica a lo que hoy acostumbramos a llamar cinematógrafo, confundiendo cosas muy distintas y olvidándonos del arraigo y gallardía de las palabras panorama, diorama, cosmorama, con las cuales forma hermandad..”4

Ejemplo de ello en el contexto alicantino es Luis Sellés Bosch, el Coixo Sellés, emblemático activista federal del último tercio del siglo XIX, quién en paralelo a su rebeldía, manifestó una prolífica vertiente artística, donde destacamos el que tuvo un puesto de panoramas en las calles de Alicante en la década de 1880.

Aunque su creatividad siguió por otros derroteros periodísticos y teatrales, alejado del cine, podemos extraer algunas enseñanzas de esa ocupación, confirmándola como uno de los precedentes de los explicadores.

El l00_barraca_no_10_feria_trono_1895internista vivió sus años de esplendor en los años 80 y 90, y se caracterizaba porque sus funciones alternaban el manejo de algún mecanismo, con un ingrediente sonoro imprescindible que consistía en la narración breve que acompañaba a los panoramas que aparecían al mirar por un agujero, pero también en vocear los títulos para atraer a los que merodeaban por el lugar.

El cine empezó siendo un arte popular, una curiosidad poco menos que infantil, una atracción de feria como las sombras chinescas, la linterna mágica y el zootropo. y, como éstos, mereció al principio la sonrisa mas conmiserativa de los hombres sesudos”5.

A grosso modo, con la linterna de diógenes en la mano podemos afirmar que las tareas del explicador se convierten en imprescindibles en el momento que proliferan las películas de vistas, actualidades o incluso pequeños documentales, es decir, casi desde el principio.

Los historiadores no se ponen de acuerdo en las fechas de su aparición o desaparición, lo cual tampoco es lo determinante, y sí en apuntar que a través del explicador, se narra la historia del primer cine y del contexto social que lo acoge, muy cercano al mundo del circo o el teatro.

..el cinematógrafo Farrusini, donde, por 30 céntimos en preferencia y 15 en entrada general, hemos admirado todas las noches distinguidas y encantadoras señoritas, a la par que el cicerone de la Vuelta al Mundo y de los varios cuadros que tanto han llamado la atención, nos ha dado verdaderos cursos de gramática y de concordancias vizcaínas..”6.

Si a través del linternista se ha tratado de representar cierto componente visual que hereda el explicador directamente desde el mundo de los espectáculos circenses del último tercio del XIX, no menos relevante para analizar su labor de traductor simultáneo del lenguaje cinematográfico al pueblo, será rastrear su aportación a la sonoridad del cine, que no era tan mudo como dicen.

..Ayer fue reducido a prisión un individuo forastero que iba dando esplicación con fuerte voz, del contenido de los romances que vendía, intercalando en la esplicación palabras y frases bastantes reñidas con la moral..”7

Qu00_VoceadorCinematógrafo_1907izás deberíamos centrarnos también en el trabajo de Avisador, vinculada originalmente al mundo del teatro y que, como el explicador, fue una de aquellas profesiones desaparecidas también a la llegada de la cultura de masas.

El oficio de avisador de teatros, cuya popularidad fue máxima en buena parte del siglo XIX y primero años del XX, se puede definir en su formato más humilde como aquellos parias del mundo del espectáculo teatral, personajes muchas veces anónimos, a los que tantas veces se les tildaba de meros mandaderos de camerinos o desheredados que vivían de la caridad de los actores, aunque fueron algo más y las similitudes con el oficio de explicador resultan evidentes.

Casinos, mítings, barberies, el carrer, el tall…, formaven els espais on es xerrava i es discutia d’allò diví i humà. L’exposició incansable de les seues idees, de la “veritat” tenia la virtut màgica – estaven convençuts els àcrates- de canviar als oients. Per això, Peñarrocha parlava i parlava a tota hora i en tots els llocs; i puc assegurar-ho la seua fogositat dialèctica i teatral hagué de deixar bocabadat a més d’un d’aquells camperols..”8.

Los avisadores, como los explicadores, fueron a menudo la primera ocupación que se le daba a un niño que con 10 o 12 años con ganas de aprender en el teatro, fueron oficios desempeñados por personas entre las que, asentados en su oficio, no era raro encontrar un buen nivel cultural entre ellos, y cuanto menos que tuvieran habilidades especiales; pero sobre todo fue una ocupación que llegó a estar conferida de amplio reconocimiento social al atribuirles capacidad de organización y no poca discreción.

Entre las muy variadas funciones del avisador de teatro estaban las mencionadas de atender a los actores, pero también organizar las comparsas, distribuir la cartelería, ayudar a montar el escenario, cobrar entradas..; es decir, actividades que asimilaría y ampliaría en clave informativa el explicador de películas en los primeros años de la industria del cine, no siendo extraño encontrar ejemplos de personajes que combinaron ambas actividades, las de avisador y explicador, como así lo hizo el aun hoy conocido personaje oriolano Domingo Moreno García allá por la primera década del siglo XX9.

El ejemplo que sirve para cerrar esta especie de recorrido por el mundo de los espectáculos populares del cambio de siglo, a modo de bisagra popular entre el mundo del teatro y el cine, es el del avisador Manuel Fonseca Molina, republicano portugués afincado en la capital alicantina desde los años del sexenio democrático, quien además de ejercer este oficio durante largo tiempo en el teatro Español o en el teatro Circo se embarcó en el frustrado proyecto de la compañía hispano-lusitana de espectáculos junto a Adolfo Fó en los años 80, personaje del que hablamos en el apartado sobre los operadores de cine.

Manuel se arruinó en este proyecto y, pese al cariño popular o los beneficios que se organizaron para aliviar su situación, acabó muriendo en la miseria, justo en los meses en que llegaban las primeras cintas cinematográficas a la ciudad.

Su oratoria especial en la explicación d películas y sus contestaciones rápidas y contundentes a los gansos, interruptores de sus peroraciones, que quedaban siempre en el mayor ridículo, con la gracia ática de sus réplicas”10.

Si algo parece evidente, es que la presencia del oficio de explicador primero en las barracas de feria o luego en las salas de cine, fue síntoma de la fascinación por la palabra articulada en discurso que sentían hombres, mujeres y niños de entonces; y lo atractivo de ciertos espectáculos que reproducían parrafadas políticas de insignes oradores, los actos de controversia pública de naturaleza societaria, actuaciones de monologuistas y otro tipo de charlatanes callejeros – en algunas ocasiones se les llamó también voceador, vocero, orador, charlatán-; aunque no todos estaban de acuerdo con ello por supuesto.

.00_Voceadorprensa.Cuando veo que alguien alborota demasiado con ademanes descompuestos de voceador callejero, pienso que tiene alguna mala fe oculta y quiere, inconscientemente o no, distraer como los prestidigitadores a fuerza de palabras.[..] Deberían tener nombre de plaga. Como existió en la época decadente de los enfermizos, de los meticulosos que desdeñaban todo lo decisivo, llegaron estos, los revolucionarios, con la bullanga inarmónica del pueblo contento..”11

Estas tareas de incipiente técnico de sonido que ejerció desde el principio el explicador, tenían tanto de necesarias como de improvisadas, ya que en las selectas proyecciones científicas de los primeros momentos se incluía cierta argumentación técnica del exhibidor, y a las primitivas películas pronto irían ilustradas con un alarde de experimentación sonora que hiciera no solo digerible el contenido, sino también atractivo; pero había bastante más.

..Eran en las ferias y en las verbenas unas grandes barracas de madera y lona, en cuya portada un órgano de madera atronaba el espacio con sus músicas discordes.. Al compás de ella, unas cuantas historiadas figuras giraban pausadamente, simulando una orquesta con vestiduras dieciochescas, mientras que uno de esos frescos de sainete anunciaba a grito pelado las cintas, para luego, en el interior, hacer de explicador de películas de magia y en color, cuyos incidentes eran narrados con un léxico chabacano, chistoso y pintoresco..”12

Si fijamos nuestra atención en la situación del explicador en el organigrama de la compañía, se ve que estos se ubican muy cerca de pianistas y otros músicos de repertorio, inmediatamente por debajo de los cómicos, al que ascendieron en no pocos casos, entre el papel de prometedor actor de reparto y de simple vocero a la entrada del local, o incluso repartiendo propaganda y captando la atención del público en plena calle...

Las barracas tenían a la puerta de entrada explicadores que llamaban con sus gritos a las gentes. Los explicadores oprimían timbres, agitaban campanillas, chillaban, reñian..”1300_feria1915

En un plano que podría denominarse diagrama del oficio de explicador de películas, nos centraremos en la última de estas tareas, por ser la más humilde y menos estudiada, y se podría comenzar mencionando que uno de los peores insultos que se guardaba la prensa ultracatólica, cuando quería negar el valor de los argumentos de alguien, que incluso aplicaban con los curas, era el de ..voceador de cine.

..Nakens es uno de estos tipos genuinos del perdulario voceador que logra ser escuchado por los imbéciles”14

El carácter siempre estrepitoso y a veces crítico del voceador, en cualquiera de sus derivaciones laborales, conecta a esta figura, al menos a efectos de atribuciones sociales, con las del vendedor callejero de periódicos, que también era denominado voceador, que en sus primeros tiempos allá por la época de la I República fueron llamados periodistas.

Este origen fijaría en los voceadores ciertas connotaciones revolucionarias, similares a las asignadas a la prensa obrera, y específicamente en la libertaria, cuyos órganos de propaganda escrita con frecuencia eran denominados voceros.

Sin querer, nuestra memoria retrotrae paisajes de nuestra niñez: aquellos cuadros pintarrajeados, un largo puntero señalando escenas terroríficas y la voz campanuda del explicador..”15.

Algunos ejemplos concretos, pueden servir para entender el papel oral y colectivo que cumplían los periódicos, y los periodistas, en aquellos años en los que estaba naciendo el cine.

A c00_Lectura colectiva prensa fábricaomienzos del verano de 1908, en Crevillente se hace pública una denuncia por pederastia contra el cura del pueblo, Francisco Mas Candela, y para evitar el escándalo local el alcalde prohibió, vía bando municipal, detener a aquellos que cantaban coplas alusivas al tema y que se habían popularizado por toda la comarca, cantadas en fábricas, cafés y ante la casa del cura en plena noche; o incluso perseguir debates improvisados, como ocurrió con unos obreros que leían en grupo a la puerta de una fábrica las noticias sobre los hechos de un periódico libertario ilicitano Ande el Movimiento, que había sido denunciado y suspendido.

Que los explicadores que en círculos y cafés exponen sus teorías a grito pelado, haciéndose oir a la fuerza, cesen ya en sus explicaciones, y si lo hicieren, lo hagan …para sus adentros”16.

Para los que crean en la excepcionalidad de estos hechos, la censura de los voceadores fue más bien una constante cuando las cosas se tensaban socialmente, y autoridades municipales solían tirar mano de ambiguas ordenanzas municipales y prohibir el voceo de …hechos o noticias que suelen resultar falsos o inexactos, como sucedió a raíz de campaña de protestas frente a la proyectada Ley de represión del terrorismo, otra vez en los primeros momentos del verano de 1909, o antes de la huelga general de septiembre de 1911.

¿Que no sería sin la prensa, colaboradora del maestro, y que llega allí dónde no alcanzan los libros, donde no hay doctos explicadores, donde sólo por ella se vive en relación con el mundo entero…?”17.

Todo ello, ejemplo ilustrativo de la función social que realizaban los voceadores de periódicos, convirtiendo en espacios de socialización los puntos neurálgicos de las ciudades (plazas, enclaves fabriles..), y en momentos puntuales improvisados foros de discusión y agitación en plena calle.

Curiosamente, esta cualidad sonora traspasada a los explicadores a través de su denominación inicial de voceadores, y de su conexión directa entre la calle y el interior de las salas, nos habla de cual pudieron ser algunas de las otras razones de su desaparición de los cines.

…pueden prepararse los sordos para oírnos, pues dejaremos tamañito al célebre llama-gente que aturdía a todo el mundo en el Paralelo con su estruendosa bocina de latón…”19

Resulta curioso que esta apelativo de voceador de cine o explicador de películas, no es del todo indistinto y sigue una pauta cronológica-funcional, pues la primera acepción será la más utilizada en los primeros años del cine, cuando el voceador primero se situaba en la puerta del establecimiento o incluso buscaba a la gente en plena calle, para pasar luego a denominarlo con mayor frecuencia explicador, coincidiendo con los años en que parece profesionalizarse esta actividad, o al menos alcanzan cierto renombre algunos de ellos, se consolidan en el interior de las salas estables del centro urbano y proliferan noticias como esta..

..en la Explanada de España se proyecta instalar un cinematógrafo de estos de órgano a todo vapor, campana y voceador a la puerta anunciando las excelencias del espectáculo. Suponemos que no se concederá la autorización, pues esto sería condenar a los vecinos de aquel paseo a un tormento..”20.

Tmusica-en-el-cine-mudoodo parece una mera coincidencia léxica, pero este supuesto que relaciona el fin de los explicadores con cierto carácter oral, incómodo y disfuncional para la naciente industria cinematográfica, parece confirmarse poco tiempo después, cuando un periodista que da cuenta de los cambios en el Teatro Nuevo de Alicante en los últimos tiempos, afirmando que del voceador callejero se pasó a una especie de timbre sonoro, para luego ser sustituido por un reflector eléctrico .. que hace de gancho al público y los empresarios..

…primitivos charlatanes que ilustraban a voz en grito y con donaire de barrios bajos la proyección cinematográfica; la entrada general en pleno leía en voz alta los apetecidos letreros, como si se tratara de una clase colectiva de lectura…”21.

Por tanto, si atendemos a estas razones, resulta incompleto argumentar que la desaparición de los explicadores se debió al propio avance técnico, y más bien los datos apuntan a que inciden en igual o similar medida la reducción de costes laborales en las empresas de espectáculos, como su componente social o societario cercado por la creciente intervención legislativa.

..En el caso concreto del cine es preciso hacer una consideración tristísima: en cuanto ha tomado carácter local, cuando ya la necia vanidad de las cosas humanas pretende aristocratizarlo, elevarlo de rango y quitarle todo encanto de lo pintoresco [..] Algunos cines de esta clase quedan todavía, pero ya se comienza a instalar cines elegantes, con jerarquías para el público, sin charlatanes a la puerta y con unos letreros en donde se reputa de incultos a los espectadores que fuman..”22

Hasta aquí algunos ejemplos de explicadores que remarcan aquel carácter oral e itinerante del oficio, explican aquella repercusión popular que alcanzaron, y plantean dudas sobre su desaparición, engullido por la cultura de masas, más allá de las razones técnicas.


NOTAS:

  • 1BELLO: El Progreso 07-01-1911.

  • 2ABC 04-03-1936. En los primeros años 30, con el éxito de las peliculas documentales, y las primeras rodadas en castellano, se solían promocionar por estar ..explicadas en español.

  • 3NUEVO Mundo 03-05-1929.

  • 4MUNDO Científico, mayo 1906. También, El Graduador 28-12-1902, 06-04-1904.

  • 5POPULAR Film 23-06-1932. Luis Sellés Bosch [1840 – Alicante, 1926], activo ya en la septembrina de Alicante, tras haber mantenido un puesto de panoramas en las calles de Alicante, creó la primera agencia de colocación de personal [servicio doméstico, dependientes, mozos de café, artistas…], siguió implicado en confabulaciones revolucionarias más o menos serias, y escribió alguna pieza de teatro con la llegada del siglo XX, ..“Iniciador de la sección continua, por la linterna de su aparato proyector desfilaron infinidad de películas de gran interés”, Eco artístico 25-12-1913. Ver, La Provincia 23-07-1880, El Graduador 28-12-1902, 06-04-1904.

  • 6FLORES y Abejas 17-11-1901.

  • 7DIARIO de Orihuela 23-07-1886.

  • 8SIMEÓN: De la materia dels somnis. Vida i obra de José María Peñarrocha Bori, anarquista llirià (1907-1992). Valencia, Centre d’Estudis d’Historia Local-Diputació de València, 1995, p. 65. Avisador fue un oficio tan popular en los teatros españoles del siglo XX, que dio nombre con frecuencia a diversos periódicos de esta época, entre ellos El Avisador Alicantino, periódico de noticias oficiales, literatura y política social que se distribuyó entre 1849 y 1850.

  • 9Ver, La Huerta 08-06-1907; La Lucerna 03-01-1996.

  • 10La VOZ de Castilla 03-09-1916. En el periodo revolucionario de los años 30, y dentro del diario anarquista Liberación, editado en Alicante, fueron publicitados algunos textos de un colaborador que utilizaba el seudónimo de El Avisador, iniciando un interesante debate sobre el cine obrero. Ver, Liberación 24-10-1937.

  • 11REVISTA Contemporánea 15-06-1905.

  • 12MUNDO Gráfico 22-10-1930. La compañía del Farrusini es un buen ejemplo ello, y a su llegada a Alicante en mayo de 1904, incluía además del estridente reclamo del órgano a la entrada, que medía unos 40 metros según se dice, unas piezas de concertino y sus trucos sonoros, ..“Farrasini contaba con un truco estupendo. Cuando chocaban los dos trenes por detrás del lienzo salía a la sala un ruido infernal, que hacía arrojando al suelo cacerolas, hierros y maderos..”, Falange 09-11-1954. A ello se añadía a actuación de los hermanos Palacios, una pareja de niños españoles de 10 y 12 años, recién llegados del extranjero, que desempeñaban un amplio repertorio de bailes y cantos folclóricos, nacionales e internacionales, entre ellos el baile del Cake-walk, danza propia de los negros de las plantaciones sureñas. Ver, La Voz Republicana 02 al 25-05-1904.

  • 13HOJA Oficial del lunes 11-03-1963. No es extraño encontrar explicadores que al mismo tiempo hacían de voceador, taquillero e incluso mecánico-operador, siendo habitual que colaboraran en la recreación musical, en la orquestina o como artistas de varietés.

  • 14La VOZ de Alicante 08-06-1906. Ya se ha documentado la campaña que la llamada Buena Prensa enarbolaba contra los cinematógrafos, más que con razonamientos morales, excuyéndolos salvo excepciones debidamente justificadas de sus noticias, y si acaso difundiendo rumores falsos, como los que atribuían problemas oftalmológicos o mentales asociados a la falta de fijeza de las imágen, ..“Jurarás no probar los licores, ni asistir a espectáculos en lugares cerrados..”, Los Mandamientos de la Higiene: La Voz de Alicante 28-06-1904. Para el silencio y la censura de la prensa conservadora contra los cinematógrafos, ver por ejemplo La Voz de Alicante 28-06-1905; o para un ejemplo de su uso en sociedades católicas, Heraldo de Alcoy 28-04-1904. Ver, NARVÁEZ: Los Inicios del cinematógrafo en Alicante, 1896-1931. Instituto de Cultura Juan Gil-Albert. Alicante, 2000, p 32.

  • 15 El PUEBLO-Valencia 14-07-1927. El término de voceador, tan popular como necesario, se aplicaba al que manejaba las llamadas subastas de martillo, el defensor de su honor en los duelos, el que daba el aviso en la cárcel, el que avisaba de la llegada y salida de los trenes, o la del vendedor callejero de periódicos. Ver, MADRID: La prensa anarquista y anarcosindicalista en España desde la I Internacional hasta el final de la Guerra civil. Tesis doctoral, facultad geografía e historia, Universitat de Barcelona.

  • 16El PAPA-Moscas 25-10-1914. Interesante la cobertura que hace el periódico Ande el Movimiento, que le acarrearía su suspensión y desaparición durante largos meses. Ver, Ande el Movimiento 11, 18 y 25-07-1908; El Pueblo-Alicante 21-08-1908; Ande el Movimiento 04-07-1908, 07-05-1911; El Pueblo-Alicante 07 y 23-07-1908.

  • 17 La REGIÓN 05-09-1913. En Octubre de 1897 se crea el Ateneo Obrero ilicitano, como organización de extensión cultural creada por los socios del Círculo Obrero, y que pretendía llevar la instrucción a los trabajadores, siendo la lectura pública de periódicos y textos sociológicos su principal actividad. Ver, La Unión Democrática 02-11-1897; Diario de Alicante 23 y 28-07-1909, Trabajo 27-08-1911.

  • 19TIERRA y Libertad 24-01-1907.

  • 20El GRADUADOR 11-06-1905. “..atronaba los oídos con el orquestón del cine, los zambombazos de la noria y el tío vivo..”, La Voz de Lucena 09-08-1906. También, El Eco de Navarra 31-01-1906; El País 19-06-1906; La Correspondencia de España 13-08-1906; El Graduador 21-05-1907; El Popular-Gijón 20-07-1908.

  • 21FERNÁNDEZ: Ob. Cit, p. 220. También, Heraldo de Alicante 27-05-1910.

  • 22CAMBA: Vida Madrileña, Nuevo Mundo 25-07-1907. Algo parecido y en las mismas fechas le sucede al voceador de las estaciones de ferrocarril, que claramente motivado por una cuestión de reducción de costes, sustituyen al voceador por un fonógrafo automático. Ver, Madrid Científico 01-06-1906; El Globo 09-12-1911.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s