Vela [I]: ABRIENDO CAMINOS [1900-03]

El valenciano Fernando Vela es uno de los mejores exponentes del sembrador anarquista del primer siglo XX. Solía actuar de noche dejando una estela de rebeldía a su paso y tiró de seudónimos para protegerse; los más conocidos, Acracio Progreso y Barbarroja Ferrer.

Según contaron, Fernando Vela Alegre [Valencia, ¿1888? / 26-11-1937] nació en una familia valenciana de rancia tradición liberal, y la ausencia total de noticias sobre su madre o padre podrían indicar que era huérfano desde temprana edad y que quedó con sus hermanos, Joaquín, Francisca y José, a cargo de alguna de sus tías.

Yo recuerdo que cuando niño, mi madre, siguiendo la costumbre de aquel tiempo, nos hacía acostar al anochecer, y cuando yo me rebelaba y pretendía estar hasta más tarde, me cogía en su regazo, me decía que venían las brujas, me atemorizaba, [..]. Pero la impresión estaba tan preparada, me afectaba tanto, que yo veía las brujas y las oía silbar. Veía una especie de lechuzas negras que revoloteaban por la habitación y silbaban como una locomotora..”1

La primera incursión societaria de Fernando Vela de la que tenemos noticia, data del verano de 1900 en Valencia, vinculado con apenas 13 años y bajo el nombre de Francisco Ferrer al grupo El Independiente, reactivado al impulso de la Juventud Republicana, responsables de numerosos actos de propaganda obrera y librepensadora; aprendiendo rápido junto a curtidos activistas locales como Vicente Rosell, Eduardo Guillar o Vicente March, con los que colaboraría en los años siguientes.

Lo primero que desterramos de nuestro pensamiento fue el dogma que impedía una acomodación precisa en proa hacia la libertad..”2.

En similares cometidos, pocos meses después aparecería con el mismo nombre, ligado a otro grupo de amantes de la enseñanza libre, acopio de entusiastas germinalistas, republicanos, librepensadores, masones y anarquistas, que pusieron en marcha algunas iniciativas pedagógicas seminales en la zona, entre ellas la Sociedad de Instrucción Laica La Luz de Ruzafa, barrio con el que Vela mantendría un estrecho vínculo durante toda su vida.

[Vela] ..el maestro de austera y recta vida, todo corazón y entereza, sembrador de la buena semilla, en el que los hombres del distrito de Ruzafa pusimos nuestra confianza..”3.

Activista precoz, mejor organizador que orador, asumió desde agosto de 1902 y usando el nombre de Francisco Ferrer, el cargo de bibliotecario-contador en la junta directiva de La Primitiva Sociedad de Instrucción Laica, entidad matriz, muy relacionada con la anterior en cuanto a composición y finalidades con la anterior, y que fue el antecedente directo de lo que sería después -1906- la sociedad Escuela Moderna [EM].

Los republicanos, con la cantinela que eso del librepensamiento había pasado de moda, abandonaron al gran Nakens, combatieron a El Motín, mataron La Antorcha Valentina y demás periódicos anticlericales, y fueron a misa y a las procesiones..”4

En esta misma línea de disidencias federalistas, anarquistas y librepensadoras, Francisco Ferrer también sería el encargado de rescatar la veterana cabecera anti-clerical La Antorcha Valentina que iniciaba su segunda etapa en enero de 1903; aunque no duraría mucho, ya que primero fueron a por él mismo como director, tras un artículo en favor de los presos andaluces y que le obligaría a salir de Valencia, y luego a por el periódico, que fue de nuevo denunciado a principios de julio por injurias al ejército y finalmente secuestrado por orden gubernativa en septiembre.

F. F., director de la Antorcha Valentina de Valencia, bajo el seudónimo de Acracio Progreso, y de profesión, tipógrafo. Perseguido por un articulo vehemente publicado con motivo de la campaña de la Mano Negra”5

Como expone la cita, en paralelo al combate por los derechos de ciudadanía y contra la injerencia religiosa en la esfera pública, habían aparecido ya las primeras noticias sobre el publicista que utilizaba el nombre de Acracio Progreso en las columnas del rotativo local El Corsario [Junio, 1902 / Septiembre, 1903], donde se ocupaba con desparpajo de cuestiones obreras candentes y no tardaría en generar las primeras polémicas con su afilada pluma, que por otra parte serían una constante en su trayectoria..

Si su propósito es saber quién es Saturnio, en la redacción de este semanario les dirán dónde vivo, y cuando estén sentaditos en mi casa les diré: me llamo fulano para servir á ustedes ó para lo que gusten. VALE.”6

No podemos afirmar que a partir de su salida precipitada de Valencia en la primavera de 1903, se produjo la atenuación del faro libertario que había brillado en la ciudad durante esos primeros compases del siglo; pero sí que a pesar de su corta edad, era ya un militante conocido por haber sido iniciador en 1902 de sociedades y grupos de afinidad diversos como el grupo Büchner, El Progreso de Levante y el longevo grupo anarquista Los 19.

F.F…, qui a, en outre, collaborè a nombre de publications avancées, et fondé divers groupes, parmi lesquels le groupe materialiste Büchner et le groupe révolutionnaire Les Dix-Neuf, s’est refugié en France” 7.

Dejaremos al grupo Büchner para el apartado específico en que tratamos de las controversias entre idealistas y materialistas, pero para hacernos una idea general de la trama de las disidencias sociales en las que se movió nuestro personaje en la Valencia del primer siglo XX, se puede mencionar al grupo El Progreso de Levante, creado en el verano de 1902 y presidido por el concejal republicano, médico e higienista de Ruzafa, Eladio Fajarnés, que llegaron a editar un periódico homónimo que se presentaban de esta guisa a finales de agosto..

Guerrilla voluntaria de la causa popular, obreros de la pluma, inquieto puñado de jóvenes ansiosos de emancipación, reducido núcleo de bisoños luchadores, llenos los pechos de ardor y de entusiasmo, que cobramos plaza en el combate contra las instituciones inútiles, la codicia capitalista, el embuste religioso y el imperio del fanatismo…”8

Su implicación directa en las mencionadas agrupaciones y su presencia habitual en la prensa avanzada, explicaría la facilidad con que nuestro protagonista transitaría entre el republicanismo y el anarquismo en estos primeros años de su trayectoria, hasta el punto en que a mediados de 1903, le situamos en el centro del tablero societario, en plena debacle republicana local..

..es necesario impedir a toda costa que la Asamblea de 25 de Marzo origine asambleas magnas como la de ese Ferrer en Valencia. Si eso no se impide se vendrá abajo la obra de Nákens, y volverán a reinar los comités de hormigas rojas, y volverán a lucir los faroles apagados..”9

distrito V - bcn ppios s.XX

Este apunte respecto a la situación interna del republicanismo valenciano, justo en los momentos en que Ferrer abandonaba una ciudad azotada por disputas entre blasquistas y federales, harían verosímil la aparición del obrero Francisco Ferrer en el mitin autonomista del 11 de septiembre de ese mismo año en el Centro Fivaller de Barcelona, y nos permite acercarle a aquella versión emergente que hizo confluir regionalismo y anarquismo, como sucedía en las páginas de Juventud.

..Por eso muchos ya estamos convencidos, como el grupo Juventud de Valencia, que para implantar o acercarnos a la Anarquía hemos de huir de las uniformidades y nivelaciones. Que cada uno tenga un carácter, una moralidad artística..”10.

Aunque sabemos que Acracio ya había dejado Valencia en la primavera de 1903, y a pesar de que su nombre no aparezca en ninguna de sus páginas, también mantuvo relación con el semanario de inclinaciones individualistas Juventud, [enero – julio, 1903] tirado desde una imprenta del poblado de Ruzafa y editado por un grupo de universitarios no habituales en los medios libertarios, a los que se tildaba de señoritos anarquistas, aunque ello no les libró de ser acosados desde el principio por las autoridades.

Somos ateos en religión; positivistas en filosofía; deterministas en moral; negadores de todo dogma en economía moderna; supremamente modernos en arte. Los seres creciendo, viviendo libremente, sinceramente: he aquí nuestro credo, nuestra fe”11.

Tras dejar Valencia, nuestro personaje no dejaría de prodigarse aquí y allá, por ejemplo en la región andaluza coincidiendo con la explosión obrera de comienzos de 1903, en calidad de agitador y corresponsal, según consta en sus crónicas publicadas en la prensa societaria y anarquista de todo el estado con el nombre de Acracio Progreso; muchas de ellas enmarcadas en la campaña en favor de los presos de la Mano Negra, con gran resonancia a un lado y otro de los Pirineos.

..Añadió [Vela] que 40 años de lucha había venido sosteniendo la Valencia liberal por quitarse de encima a un enemigo avasallador, combatido con justicia por aquella publicación que se llamó La Mano Negra, al que conoció de pequeño por haber ido con pruebas de imprenta muchas veces a la residencia de los jesuitas..”12.

Confirmada la presencia del anarco-federal Acracio en otras regiones peninsulares como la catalana o la andaluza, pudo en algún momento haber dado un salto también hasta las Islas Canarias en el marco de las campañas de defensa de los presos sociales, dada la estrecha relación que se aprecia entre El Corsario y El Obrero, órgano éste de la Asociación Obrera de Tenerife, evidente al menos entre 1903 y 1904 vía intercambio epistolar y editorial, polémicas societarias, e incluso con la colaboración eventual de Acracio desde París.

Si sucumbe un compañero, surgirá otro, si nos matan un periódico, publicaremos otro, y otro y cien, y la campaña adelante, publicada con documentos a la vista, empezando desde el próximo número a hacer historia del crimen jurídico que la burguesía dio el nombre de la Mano Negra”13.

De esta etapa inicial de la militancia de Vela, destacaríamos pues su temprana vinculación al periodismo de agitación con el nombre de Acracio Progreso, a quien encontramos en infinidad de publicaciones anarquistas de aquellos años; significándose por ejemplo como activo corresponsal en París para El Productor en su segunda época [1902-1904], y que le han llevado a ser mencionado en algunos manuales que estudian la historia del periodismo español, como uno de los primeros que difundieron el sindicalismo revolucionario en la península junto a otros más reconocidos como Carlos Malato o Pedro Vallina; y más todavía, ejemplo del anarquismo cosmopolita y heterodoxo que llegaba a la península desde la capital del Sena, vía Barcelona.

..Deben salir de las capitales obreros instruidos que recorran el país, sonando la trompeta apocalíptica de la Redención humana, esplicando sin descanso lo que es el Sindicalismo revolucionario y que es la acción directa. Que bajen a los llanos, que suban a las montañas, que no dejen ni la más mínima aldea sin anunciar la buena nueva, sin dejar de esplicar a nuestros hermanos, los esclavos del terruño, el derecho que tienen a apoderarse de la tierra que cultivan…”14

Acracio, cual espejo de las luchas de su tiempo, reflejó vivamente en sus escritos los nuevos postulados del anarquismo de comienzos del siglo XX -ateismo, antialcoholismo, vegetarianismo, feminismo y procreación consciente, etc..-, que tanta incidencia tuvieron en la sociabilidad obrera; y así por ejemplo, sería uno de los primeros propagandistas del lenguaje universal, Esperanto, facilitando ya en 1904 la adquisición de libros de gramática para su auto-aprendizaje, predisposión que por momentos adquiriría tintes visionarios, como veremos en los apartados siguientes.

Todo marcha hacia una sociedad mejor, que todo marche á la vez antimilitarismo, huelga general, supresión del pago de alquileres y lenguaje universal, todo son cosas que aceleran la caída de los tiranos. Creedme, la lengua universal es precisa, es necesaria y es conveniente..”15

Como dijeron al final de su vida los que le conocieron, Vela fue uno de los mejores exponentes del sembrador anarquista del primer siglo XX, lo que nos recuerda la estatua el sembrador de estrellas, que está en Kaunas, Lituania, ya que la verdadera labor de nuestro protagonista fue la de sembrar estelas, abrir camino a las nuevas ideas emergentes en los medios anarquistas del primer siglo XX; y como solía actuar de noche, apremiado por la clandestinidad, para poder seguir su recorrido debemos reconocerlo a la sombra de otros seudónimos esparcidos por la prensa obrera y anarquista, de los que se valió para desarrollar su peligroso oficio.

..Y al mirar con orgullo este barbecho sale esta voz de nuestro rudo pecho: ¡Tu eres un sembrador, Fernando Vela!.”16.

Así por ejemplo, aquejado de la grafomanía habitual en los medios anarquistas, Fernando Vela nunca rubricó -que sepamos- ninguno de sus escritos con su nombre, pero también fue de los primeros en escribir bajo identidad femenina, porque fue de los que pensaron que era útil para animar a las compañeras a hacer lo mismo, siendo una treta más habitual de lo que se ha reconocido; como se indicaba de forma anónima muchos años después en las columnas de Nueva Humanidad, por boca del propio Acracio.

..He escrito miles de artículos a los que he puesto como forma nombres de mujer, para así interesar más a nuestras lectoras…”17

Como solía pasar con Acracio, al lado de sus artículos solemos encontrar otro de Francisco Ferrer, en este caso titulado A la Mujer, donde se daba cuenta de los primeros grupos anarco-femeninos en la península ..de que tengo noticias; lo que nos remite al grupo Sembrando Ideas de Valencia, en principio relacionado con el grupo editor de Nueva Aurora, 1926, revista que algún tuvo problemilla con las autoridades locales..

…el reporter que esto escribe, recuerda que es sus tiempos mozos, cuando la persecución contra los anarquista arreciaba, los componentes del grupo Sembrando Ideas de Valencia, celebrábamos nuestras reuniones en los templos católicos, y hasta celebramos un reunión en el gobierno civil, en las propias narices de las autoridades..”18

Sin embargo, aun podemos remontarnos algunos años atrás, ya que en sus años mozos Vela había colaborado con Teresa Claramunt, a la que quizás acompañó por tierras andaluzas [1902-1903] y sobre todo porque en Valencia se publicaría Humanidad Libre [1902], órgano de la Asociación Femenina de Valencia y abuela de la prensa anarco-feminista peninsular, aunque existan dudas sobre el verdadero género de algunas de sus redactoras.

Ellas y nosotros juntos, unidos y compactos formaremos la potente avalancha que se desplomará sobre el mundo burgués, aplastando a tanto verdugo y a tantas hienas uniformadas..”19

Una de las colaboradoras de esta publicación pionera, pudo ser la valenciana Elena Just, quién años más tarde sería conocida en los medios anarco-feministas como Palmira Luz, integrante de la Asociación Femenina y que además mantuvo muchos años una estrecha relación con nuestro personaje, que venía seguro ya desde 1901, cuando coincidieron en la primera junta directiva de la Sociedad de Instrucción Laica La Luz de Ruzafa.

En Valencia, El Corsario sucede a Humanidad Libre. Tenemos, dice El Corsario, la pretensión de cooperar en la obra revolucionaria comenzada por nuestros mayores, y nos proponemos hacer lo posible para llegar hasta la emancipación humana, hasta la redención del obrero..”20

Prueba concluyente de la importancia de Vela como eslabón del movimiento obrero feminista en el estado español, es que sería uno de los firmantes del dictamen sobre emancipación de género en el primer congreso de la CNT de 1911, y de seguro durante el exilio posterior en Marsella tomó nota de como las mujeres se incorporaban masivamente a los sindicatos, lo que seguro trasladó a Valencia.

Para nosotras, las mujeres sindicalistas, eras un maestro de la idea, un buen orientador. Con tu muerte ha renacido en todos los corazones de tus compañeras un nuevo espíritu, un ansia de trabajar extraordinaria..”21.

1916 valencia sin pan

Centrados en la simbiosis de nuestro protagonista con el mundo de la edición obrera, debemos concluir que su relación con los oficios emparentados con la letra impresa fue intensa y fructífera, como sucedió de forma singular con toda aquella generación de tipógrafos que irrumpieron en la escena proletaria escribiendo, componiendo e incluso vendiendo ellos mismos los periódicos que publicaban; y cuyo papel en la fundación de Solidaridad Obrera y la CNT se pone de relevancia solo con citar los nombres de Tomás Herreros, Francisco Miranda, Rodríguez Romero, José Negre, Fabra Ribas, Joaquín Bueso, Jaime Aragó..

…semanas horribles, luchando con el destino, vendiendo periódicos burgueses, comiendo cuando podía y ayunando a ratos largos. Dormía en pleno campo, en las obras, sobre los papeles viejos de las imprentas y noches que las pasaba deambulando por la ciudad, por no tener donde dormir o donde pasar la noche..”22

Como hemos tratado de exponer en este apartado inicial, la trayectoria de Fernando Vela corrió en paralelo al desarrollo del sector editorial y de las artes gráficas; y le encontramos después, no solo convertido en uno de los periodistas más prolíficos de su generación, sino como depurado publicista con una enorme capacidad de síntesis en sus escritos, invitando a la acción directa en el formato breve y precario de este tipo de prensa, y siempre al borde de la ilegalidad, fundando periódicos conforme iba saltando de una sitio a otro perseguido por la policía.

..es preciso que se fomenten los periódicos racionalistas, educadores, las revistas científicas y sociológicas y los periódicos sindicalistas revolucionarios. Todos los obreros deben apoyar su prensa, la prensa escrita por obreros sin sueldo, por obreros que no quieren llamarse periodistas..”23

Entre el anarcoindividualismo y la bohemia modernista del primer siglo XX, a través del uso del sobrenombre Barbarroja, claramente en alusión al drama operístico Federico I Barba Roja de Wagner, Vela nos remite al primer desembarco de la obra de Nietzsche en la península, lo que en buena parte se produjo por el puerto de Valencia; generando la correspondiente controversia en los medios libertarios en torno a los llamados super-hombres, como por ejemplo se calificó a los miembros de Juventud.

..a los Claudio Frollo, a los Julio Camba, a los José Alarcón, y algún otro cuyas superhombría y vanidad, más grandes que los célebres montes rusos de quienes tomó el nombre de batalla, acabarán mendigando los votos de algún manso rebañito..”24

Barbarroja Ferrer, que debió adoptar el sobrenombre también por su oficio eventual de barbero-peluquero, por su costumbre de usar una barba postiza rojiza en las apariciones públicas para evitar ser reconocido e incluso por haber sido miembro de la redacción de El Corsario, llegó a tener hasta sus propios imitadores; por ejemplo en la comarca catalana del Vallés, donde un singular vecino de la zona se hacía llamar en la década de 1930 El Anticristo Barbarroja, al que vemos en la imagen central, con la costumbre de recorrer los pueblos los días de mercado para hacer propaganda de su ideal individualista, anticlerical y autonomista.

El valor de la democracia se asienta en la libertad y en la evolución creadora, sin imponer límite alguno, como no sea el del respeto. Al igual que el personaje nietzcheano, ama a los que no buscan detrás de las estrellas una razón para perecer o para ofrecerse en sacrificio”25.

Como seguiremos ampliando en los capítulos siguientes, la trayectoria de este militante levantino, siempre al borde de la clandestinidad y tan reacio a figurar en letras de molde, determinó en cierta medida que pasara a la enciclopedia de las leyendas proletarias, o cuanto menos incorporado al imaginario colectivo como anti-héroe popular; tal cual puede intuirse en el film Barbarroja adquirido por el republicano valenciano Manuel Salvador en 1916, propietario del cine Benlliure de la avenida del Puerto, y cuyo argumento giraba en torno a un misterioso periodista con habilidades para despistar a la policía y que bajo el seudónimo de Barbarroja, cometía crímenes para así poder vender más periódicos con una retemblantes exclusivas; y que se anunciaba así..

BARBARROJA menudea sus fechorías y a diario aumenta el espanto de las gentes honradas que ya no fían en la salvaguardia de las autoridades. BARBARROJA escapa siempre de todas las persecuciones; BARBARROJA despista a los más finos sabuesos; BARBARROJA es intangible, no hay quien le sorprenda, ni menos quien le alcance..”26

Condenado a la pena de sombra con que la historia castiga a los centinelas anónimos de la revolución, su trayectoria quedaría restringida al ámbito de la literatura e incluso la fabulación libertaria, convertida su vida casi en relato utópico, como sucedió con su propio nombre, puesto de moda entre los jóvenes libertarios en la década de 1930, o como sucedió con aquel cuento de un desconocido Vicente Carreras, publicado en 1902, que describía una sociedad ideal comunista compuesta de obreros, artistas y científicos y situada en una región remota del Brasil, y que fue titulada Acraciopolis.

…si quieren ir allá sólo les diré que el camino es bien conocido; seguir siempre la carretera de la revolución social. Encontrarán durante el viaje muchos obstáculos y peligros, pero no hay que desmayar, si tienen valor y perseverancia, llegarán; no hay duda, llegarán.”27

De la leyenda a la historia, trasladaremos al esquivo y escurridizo Fernando Vela Alegre del subconsciente anárquico en que ha pasado todos estos años al lugar que le corresponde como representante de un nuevo ciclo del movimiento obrero valenciano; ya que, como iremos viendo, no sólo establecería a lo largo de su vida relación con los mas destacados revolucionarios de su tiempo, sino que fue, a su vez, digno continuador de los viejos internacionalistas levantinos como los citados Vicente Rosell, al que vemos en la imagen, o Vicente March y José Montañana de los que hablaremos más adelante, y sobre todo Pedro Serra, de quien se contaba entre la realidad y la leyenda que participó en la Commune, y se le describía como hombre serio y bueno, emulador de Eliseo Reclús y Fermín Salvochea, que recorrió diversos países y fue buen amigo de Kropotkin.

Los obreros valencianos, sobre todo los que pasamos los cuarenta, te recordarán con ese cariño, que no logra despertar ni el caudillo más destacado, porque tu no regalabas los oídos con frases; dabas la sangre por sus reivindicaciones, con la sonrisa en los labios…”28.

Otro de los veteranos de los que aprendió nuestro protagonista fue Vicente Rosell Pizcueta [Valencia, 1844 / 1916], tejedor de seda, pionero aliancista y tesorero de La Internacional en España, que fue junto a Anselmo Lorenzo y otros redactor de La Emancipación y activo cantonalista en Valencia y Cartagena; y que con el paso de los años centró su actividad en el ámbito de la educación libre y la conquista de derechos civiles, figurando como fundador de la Primitiva Sociedad de Instrucción laica y luego del grupo El Independiente, en donde coincidió con Fernando Vela en los primeros años del siglo XX.

..“[Rosell] Persuadido de que sin una educación e instrucción sólida y racional el pueblo nada puede hacer, junto con otros inolvidabes ciudadanos fundó la Primitiva Sociedad de Instrucción Laica, cuya entidad es la progenitora de la actual Escuela Moderna..”29

Digno sucesor de la tradición liberal novecentista y joven promesa de la nueva hornada anarquista del bajo Túria, Vela daría el salto con apenas 15 años a la primera división nacional de la lucha obrera con el nombre doblado de Acracio Progreso-Francisco Ferrer, y de ahí, a jugárselo todo en la liga anarquista internacional.


NOTAS:

  • 1FRANCISCO Ferrer: EM 14-05-1910. En alusión a la rancia tradición familiar nos encontramos a Luis Vela Alegre, soldado repatriado de Filipinas en noviembre de 1896; e incluso a Joaquín Vela, cabo de guardia del penal de Valencia en 1883. Por vía materna a Pilar Alegre Barrachina, quizás una de sus tías, fallecida en 1932 y proveniente de una familia muy católica, que estuvo casada con Antonio Martí Roig, acaudalado comerciante y filántropo fallecido en 1926 que fundó una famosa panadería-pastelería en la bajada de San Francisco y que construiría el Teatro Martí, 1916. Francisca debió fallecer antes de 1928, y había otra hermana, quizás muerta al dar a luz a Carmen Alcina Vela, enterrada con solo 26 años ese mismo año, huérfana que había sido criada por sus tíos José, Joaquín y Fernando Vela Alegre. En la imagen, una de las dos fotografías que tenemos de Fernando Vela. Ver, El Pueblo-Valencia 18-01-1928, 27-11-1937.

  • 2VELA: El Pueblo-Valencia 28-10-1937. Cercano al republicanismo blanco y al librepensamiento más literario, encontramos al conocido maestro laico Eduardo Guillar Clarí, que también fue un conocido periodista, con incursiones en el mundo editorial hasta su muerte a finales de la década de 1920. Ver, VERDÚ: Eduardo Guillar Clarí, arquetipo del maestro republicano. Instituto de Estudios Comarcales de La Hoya de Buñol-Chiva, 2017.

  • 3El PUEBLO-Valencia 30-11-1937. Se constituyeron formalmente en junio de 1901, con la inauguración de varias escuelas, dos de niños y una de niñas, y tras una serie de actos en centros sociales de Ruzafa; contando con la solidaridad de las organizaciones obreras y apoyo blasquista inicial. Ver, LAZARO: La Escuela Moderna de Valencia. Consellería Cultura, Educación y Ciencia, Valencia, 1989, p. 65 y 68. También, Las Dominicales 26-04-1901, 22 y 29-08, 19-09, 31-10-1902, 19-06-1903, 14-08-1904.

  • 4FRANCISCO Ferrer: El Porvenir del Obrero 21-11-1931. La Primitiva fue creada allá por 1891, y con ese nombre perviviría hasta 1910, siendo una de las organizaciones más longevas y con más prestigio; y entre sus actividades principales, el sostenimiento de escuelas en los barrios de Valencia. Tras los sucesos del Corpus de 1902, la junta directiva fue renovada de forma drástica a principios de 1903, copada de nuevo por republicanos y donde ya no figura Ferrer. Ver, LAZARO: La Escuela Moderna de Valencia. Ob. Cit, pp. 73-96, 123; LAZARO: Las Escuelas Racionalistas en el País Valenciano [1906-1931]. Nau Llibres, Valencia, 1992, pp. 40-41, 86 y ss.

  • 5L’AURORE 01-04-1903. Pudo ejercer el cargo hasta los sucesos del jueves y viernes santo; ya que sobre estas cuestiones rubricaría Acracio un artículo desde París publicado en La Antorcha, del 17 de mayo. A finales de junio de 1903 se produjo un cambio en la redacción, donde estaban Ricardo Navarro Martínez, radical autonomista y también en la junta de La Primitiva y José Alarcón Herrero Palmiro del Campo-, denunciado por la jurisdicción militar por un escrito aparecido en julio. Albañil y periodista, sería a su vez director de El Corsario, miembro del grupo El Independiente, de la Federación Obrera, y ya había sido detenido en febrero de 1902 tras asistir a una reunión en la que se protestaba por la represión en Barcelona. Ver, El Porvenir del Obrero 15-02-1902, 28-01-1903; Humanidad Libre 08-03-1902; Las Dominicales 17-07-1903; La Correspondencia de Valencia 27-06, 18-08-1903; El Pueblo-Valencia 04-04, 05 y 11-07, 06-09, 03-10-1903, 10-08-1911; Las Circunstancias 08-09-1903.

  • 6El CORSARIO 31-10-1902. Las críticas de Saturnio -Vela-, que también firmaría luego en Escuela Moderna, a la existencia de roña política entre las sociedades obreras locales, habían molestado a La Fraternidad, sociedad de obreros del puerto, que contestaron en la prensa local. Acracio firmó en El Corsario entre junio y diciembre de 1902; representando a la redacción en un acto a principios de octubre, y siendo denunciado en noviembre por un artículo sobre La Mano Negra, ..“la campagne se généralise en Espagne: à Madrid, Tierra y Libertad et El País à Valence El Corsario, à Cadiz El Proletario ont pris la cause en mains et sont résolus, d’abord, à faire toute la lumière sur l’affaire de la Main Noire, puis à lutter jusqu’au bout pour la délivrance des camarades innocents..”, Les Temps Nouveaux 06-12-1902. El Corsario sería procesado por incitar a la rebelión de los campesinos andaluces a finales de junio de 1903, y de nuevo en agosto. Ver, Las Provincias 26-09-1902; El Corsario 08, 28-06, 11, 31-10, 07 y 21-11-1902.

  • 7L’AURORE 01-04-1903. El grupo Los 19 pudo ser creado a mediados de 1902, tras la detención de 19 anarquistas en la bolsa de trabajo de París, entre ellos Albert Libertad; y tuvo un largo recorrido como veremos. Quizás perteneciera a este grupo Vicente March Daries [Valencia, 1863 / 1941], que el curso 1901/02 había sido profesor de la escuela y presidente de la sociedad El Ideal del Cabañal, y frecuentaba desde tiempo atrás La Revista Blanca con sus traducciones de Reclús, Malatesta o Kropotkin que se editaron en folletos. Ver, MARCH: Como Nos Diezman!. El Productor, Sabadell, 1889; MARCH: ¡Malditas Leyes!, 1900. También, El Pueblo-Valencia 26-10, 02, 11-11, 21-12-1902; La Publicidad 07-11-1903; La Correspondencia de España 30-07-1904.

  • 8La CORRESPONDENCIA de Valencia 24-08-1902. Nada más sabemos del grupo, pero dado el perfil del concejal Fajarnes, y el interés que siempre mostraría Vela por las condiciones de vida en los barrios periféricos nos lleva a pensar que la higiene urbana, estuvo entre sus principales intereses, así como el fomento de la educación laica. En la imagen mitin anarquista en Valencia, 1904. Ver, REIG: Obrers i Ciutadans. Blasquisme i moviment obrer. Valencia 1898-1906. Institut Alfons el Magnanim, Valencia, 1982, p. 353.

  • 9La DINAMITA-Bejar 15-06-1903. La infiltración libertaria en el republicanismo, degeneraba en conflictos y divisiones a principios de 1903, “..lo que acaba de suceder en Valencia atestigua cuan peligroso es faltar en la vida política a las jerarquías y los grados. Por haberse elevado de pronto, a los primeros grados a un joven de gran talento, se ha deslumbrado y ofuscando trayendo un terrible conflicto al republicanismo valenciano..”, Las Dominicales 27-02-1903. La situación alcanzó un punto crítico a mitad de año, con duros ataques al blasquismo desde El Corsario, o una hoja de Tierra y Libertad nº 276, difundida por La Antorcha a finales de septiembre de 1903, que denunciaba a la policía blasquista, ..“Blasco Ibañez, el ambicioso federal, que por las ansias de ser jefe traicionó y abandonó al honrado Pi y Margall [..] Sus lugartenientes los Taranchers, maestros en chanchullos y rondas de votadores en las elecciones”, Francisco Ferrer: El Porvenir del Obrero 21-11-1931.

  • 10MAS-GOMERY: Anarquismo y Regionalismo, El Porvenir del Obrero 28-04-1905. El Centro Autonomista-Republicano Fivaller, de larga vida, era foco de atracción federalista, nacionalista y luego anti-lerrouxista, y se hacía eco de planteamientos regeneracionistas y regionalistas propios del momento, superando la dimensión filantrópica (socorros mutuos..) de este tipo de sociedades interclasistas, destacando por su labor cultural y de sociabilidad proletaria, (pioneros en excursionismo o esperanto). En Juventud se incidía en cuestiones regionales, siendo habitual que dedicaran editoriales a ello, o incluso que publicaran fragmentos inéditos de autores catalanes como Rusiñol o colaboraciones de Carlos Rahola. Ver, Juventud 04, 11, 18-01, 08-02-1903; La Vanguardia-Bcn 07-09-1903.

  • 11JUVENTUD 04-01-1903. Su director sería detenido a mediados de enero, junto al de El Corsario, y varios estudiantes, miembros de la redacción –compuesta por abogados, médicos o pintores- fueron expulsados de la universidad-, a lo que hemos de sumar las habituales denuncias o sabotajes de paquetería. A finales de junio interrumpieron la tirada del periódico y a principios de octubre fue juzgado el redactor de Juventud Román Vicente Fombuena, miembro de la junta de delegados de la Casa del Pueblo por los zapateros, y que años después integraría la comisión de propaganda de la EM, 1910. Desaparecido Juventud, continuaron como grupo de afinidad en 1904 en la campaña pro-presos de Alcalá del Valle, que seguían activos en 1907. En la imagen entrada de la casa del pueblo de Valencia, inaugurada a finales de 1903 en el nº 2 de la calle de La Ensendra. Ver, El Motín 04, 11 y 18-10-1902; El País 09-11-1902; Juventud 11-01, 04, 08 y 15-02-1903; Las Provincias 25-01-1903; El Pueblo-Valencia 21-08, 04-09-1904, 13-06-1907; La Correspondencia de Valencia 09-10-1903.

  • 12VELA: Actas del Consejo municipal de Valencia, del 10 de julio de 1936, Archivo Municipal de Valencia. Ya que tenían corresponsal en Andalucía, y dado que uno de los redactores fue encarcelado a finales de junio de 1902 en Morón por un artículo en El Proletario de Cádiz, ese mismo redactor pudo haberse unido al equipo de Bonafulla y Claramunt, recorriendo la región en la segunda mitad de 1902, pidiendo la revisión del proceso de Montjuich; campaña que fue apoyada por las sociedades obreras valencianas. Acracio publicaría en La Voz del Terruño, también de Cádiz, en mayo de 1903; y a finales de ese año constan otras colaboraciones de Acracio P. en Tierra y Libertad, desde Villafranca de Córdoba y luego desde París. Ver, Las Dominicales 23-05-1902; Tierra y Libertad 11-10, 07 y 12-11-1903; El Productor 14-11-1903.

  • 13ACRACIO Progreso: La mano negra, El Corsario 21-11-1902. Fruto de esta campaña iniciada desde Tierra y Libertad por Soledad Gustavo, se consiguió que fueran liberados los 8 que quedaban en prisión en marzo de 1903, conmutándoles la pena por la de destierro, ..“Y con esto nuestro fraternal saludo á los mártires que cuentan ya veinte años de injustificados é inmerecidos sufrimientos, y nuestro apoyo moral á cuantos trabajan para libertarlos”, La Mano Negra: El Obrero-Tenerife 07-02-1903. El Obrero distribuyó las publicaciones de la Biblioteca de El Corsario; y Acracio quizás colaborara en Luz y Vida [1905-07]. También, El Obrero-Tenerife 14-03, 04-10 y 11-10-1903.

  • 14ACRACIO Progreso: La Voz del Pueblo-Terrassa 03-09-1910. Para la consideración como “..una de las mejores plumas del anarquismo, y exponente del sindicalismo moderado”, SAIZ-CRUZ: Historia del Periodismo en España. El siglo XX [1898-1936]. Alianza Editorial, Madrid, 1996, p. 481. Ver, GABRIEL: Sindicalismo y Huelga. Sindicalismo revolucionario francés e italiano. Su introducción en España; en VVAA: La Huelga general. Marcial Pons, Madrid, 1991, pp. 36-37.

  • 15ACRACIO Progreso, Carta desde París de junio de 1904, Nuevo Idioma El Esperanto: El Obrero-Tenerife 06-08-1904. En Valencia se publicó la primera revista esperantista en la península, La Suno Hispana, órgano de la sociedad española, desde 1903. En la misma línea, durante su estancia en Marsella en la década de 1910, estuvo relacionado con el grupo esperantista francés Liberiga Stelo y le encontramos también al frente de la primera sociedad Idista de la península, el grupo Ad Avane! fundado en Valencia en 1927, ..“Urge que el proletariado se ponga de acuerdo internacionalmente para la defensa común, para impedir y desbaratar la próxima guerra que se avecina“, Francisco Ferrer: Barreras Linguísticas, Trabajo-Soria 20-12-1931. Ver, Acracio Progreso: Nuevo idioma, el Esperanto, El Productor, nº 84.

  • 16El PUEBLO-Valencia 30-11-1937. En la imagen estatua de El sembrador de estrellas, que está en Kaunas, Lituania, erigida en la etapa soviética.

  • 17NUEVA Humanidad 31-05-1933. Esta estrategia de suplantación de genero también la utilizó una escritora en EM, “..Mujeres: una mujer os habla [..] si quieres evitarte ese doloroso bochorno, adelántate a tu hijo, a tu marido, a tu hermano, a tu padre, que van hoy a la libertad, a la igualdad, a la justicia para todos y para todas..”, EM 10-09-1910, citado en VVAA: Trabajadores sin revolución: la clase obrera valenciana, 1868-1936. Edicions Alfons el Magnànim, 1986, p. 84.

  • 18GRUPO Editor: Nueva Humanidad 30-06-1933. Consta ya en 1910 la traducción de otro poema catalán, sembradores, firmado por Acracio, “..Vamos sembrando, muy presurosos / esa simiente de la verdad / los corazones luminosos / irán gestando su claridad…”, La Voz del Pueblo-Terrassa 22-07-1910. También, LAZARO: La Escuela Moderna de Valencia. Ob. Cit, p. 77.

  • 19FRANCISCO Ferrer-Otro Cero: La mujer, Tierra y Libertad 12-04-1931. Recordemos que la campaña por los presos de la Mano Negra, con epicentro en Andalucía, fue iniciada en solitario por Soledad Gustavo desde las páginas de Tierra y Libertad en enero de 1902, tuvo su eco en las páginas de Humanidad Libre, donde colaboraba Teresa Claramunt, pero no cogería fuerza hasta que la secundara El Corsario. También, Les Temps Nouveaux 10-01-1903.

  • 20Les TEMPS Nouveaux-Suplement Litteraire, nº 11, 1902, p. 55. Elena Just intervino junto a Francisco Ferrer en el Casino Republicano del Grao, ya en un acto organizado por el grupo El Independiente el 17 de julio de 1900, y quizás en otro del 21 de septiembre de 1902 en contra de la prolongación de la suspensión de garantías en Barcelona; y sería redactora de La Antorcha Valentina, donde firmaba como Sensitiva. Ver, SANFELIU: Republicanas, identidades de género en el Blasquismo (1895-1910). Publicacions Universitat de València, 2005.

  • 21SECRETARIADO Femenino: El Pueblo-Valencia 28-11-1937. De la mano de Vela llegó en mayo de 1912 desde Barcelona la dama roja Pilar Villar para sumarse al comité pro-presos local, quedándose en Valencia y desarrollando una importante labor sindical en esa década; organizando a las madres contra la guerra, en la lucha de las mujeres por las subsistencias o en defensa de los presos sociales; siendo detenida en el transcurso de la huelga de marzo de 1916 y en la de agosto de 1917. Inclinada al socialismo, fundó un grupo femenino, dio conferencias sobre el asunto y tomaría parte en la Liga española para el Progreso de la Mujer, 1919. Ver, VVAA: Las Revolucionarias. Literatura e insumisión femenina. Arcibel Ed, Sevilla, 2009, pp. 218.

  • 22ACRACIO Progreso: ¡Despertad! 05-10-1929. También, Horitzons nº 18, 1969.

  • 23FRANCISCO Ferrer: EM 01-04-1911. Un proceso modernizador de la edición popular que alcanzó tanto a la producción de libros y periódicos, como al número de editoriales y empresas de artes gráficas (impresión, litografía, tipografía, encuadernación, distribución de libros y revistas, publicidad, etc.), y que tuvo como exponente a la prensa obrera y anarquista de aquellos años, “..Nota Importante: Los artículos deben ser firmados por su autor, con la condición de que la firma no se publicará si antes del nombre propio van acompañados de un pseudónimo..”, La Voz del Pueblo 28-09-1907. Ver, MARTÍNEZ: Historia de la edición en España (1836-1936). Madrid, Marcial Pons Historia, 2001.

  • 24PRATS: El Obrero moderno 12-02-1910. Uno de sus redactores más polémicos de Juventud fue Marius Aguilar, que firmaba como Helenio, ..“Entonces surgió Nietzsche y D’Anuncio y Stirner. Creímos en el Anticristo y en la moral de aquel antiguo yo hegeliano que renacía expansivo como interpretación única del universo”, Helenio: El Porvenir del Obrero 15-06-1906. Ver, LAZARO: Las Escuelas Racionalistas en el País Valenciano 1906-1931. Nau Llibres Valencia 1992, p. 48. También, Juventud 27-03-1903; El Motín 17-09-1904; El Porvenir del Obrero 07-07, 25-08-1905; L’Esquetlla de la Torratxa 13-08-1915.

  • 25VELA: El Pueblo-Valencia 27-11-1937. Así mismo, el mencionado Vicente March, dejó colaboraciones en El Anticristo, periódico publicado en 1906 en La Línea, ..“Digamos las palabras nuevas al pueblo; pero sin halagarle [..] El pueblo de hoy es una bestia inconsciente, a la cual hay que domesticar obligándola a elevarse. Como más ignorante y sufrido, el cristianismo le envenenó la sangre y hoy es cristiano, hasta en las muchedumbres anárquicas..”, Juventud 04-01-1903. También, Mirador 21-05-1936.

  • 26La CORRESPONDENCIA de Valencia 04-10-1916. Barbarroja, también era el nombre de una conocida gama de cuchillas de afeitar de la época. A su vez, Barbarroja, El carro del sol fue el nombre de una conocida zarzuela, compuesta por el valenciano José Serrano en 1911, personaje muy ligado al barrio de Ruzafa y que dio nombre a una de sus calles, 1932.

  • 27La REVISTA Blanca 01-10-1902. Todo indica que era un seudónimo, ya que sólo se han localizado textos entre 1902 y 1904, escritos siempre desde Barcelona, que se esfumó sin más tras ser denunciado por uno aparecido en Tierra y Libertad; aunque quizás fuera el Carreras que se vió implicado en la explosión de la bomba de la Calle Ferran en noviembre de 1904. Ver, Tierra y Libertad 29-12-1904; El Porvenir del Obrero 04-12-1902; La Vanguardia 23-12-1904.

  • 28El PUEBLO-Valencia 27-11-1937. Otro de aquellas piezas de la nueva hornada anarco-sindicalista valenciana, y camarada de Vela, fue Hilario Arlandis Esparza, [1888-1939], original de Cullera y que ya con 15 años era secretario del Centro Republicano de Sueca.

  • 29El PUEBLO-Valencia 20-04-1916. Su padre estuvo entre los que sublevaron en Cádiz a las órdenes de Riego, había comenzado su actividad política en 1864 y tuvo un papel significado en Valencia durante la revolución de 1868; siendo el primero en realizar un acto civil en Valencia, al inscribir a su hija en 1871. Ver, El Progreso 10-05-1916.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s