Vela [VIII]: ARIETES CONFEDERALES [1917-23]

Durante los años de las grandes luchas sindicales, Vela volvió a las andadas revestido de cierta aureola sindical, retomando los nombres de Acracio Progreso para escribir, y el de Francisco Ferrer para patearse las calles de Valencia, Zaragoza, Barcelona y Marsella.

Los primeros años de la primera guerra mundial supusieron una ruptura en la cronología sindical de nuestro protagonista muy conocido ya en Valencia, Barcelona e incluso las principales ciudades andaluzas, aunque sí supuso un punto y aparte, como sucedió con tantos otros militantes.

..Cuando uno se eleva a las altas cumbres, sobreviene una laxitud agradable que invita al reposo, y si se cede al sueño se tarda en despertar..”1

Salvador Segui_grabadoLejos de difuminarse su trayectoria en este periodo, el punto y aparte nos lleva a Barcelona, donde el conocido sindicalista valenciano Fernando Vela Alegre visitaba envuelto de cierta aureola sindical a Salvador Seguí allá por 1917; y no debía hacerlo solo en calidad de curtido luchador, sino que podemos adivinar entre ellos una vieja relación de amistad que se prolongaría hasta su asesinato en marzo de 1923.

Curtido en las luchas que se desarrollaron con intensidad imborrable en Cataluña, principalmente durante el tiempo de la monarquía, cumplió en todos momentos sus deberes al lado de los que mantenían esta ingente lucha en la cual eran figuras señeras Salvador Seguí y Angel Pestaña”2.

00_CaricaturaSegui-Faber SO 10-03-1932Viejos amigos seguramente desde los tiempos del Centro de Estudios Sociales de la calle Yupí, si reparamos en los cercanos a Salvador Seguí, Rubinat [1886-1923] y más concretamente entre los integrantes de la tertulia que tenía lugar en el barcelonés café Español, sobre todo entre 1905 y 1914, comprobamos que recibían la visita habitual de propagandistas valencianos muy cercanos a Vela como Hilario Arlandis o Eusebio Carbó, y además se cita a uno apellidado Martí, un bohemio criado en un hospicio al que se nombra como el artista fracasado, ya que poseía una amplia formación en pintura, música y dibujo.

Fernando Martí, de Valencia. En ocasiones distintas, dice, se me había invitado a que viniera a hablar a Cullera, acepté una vez, y en esta misma tribuna, en compañía de Seguí. [..] Recuerdo que Seguí me dijo: Basta de lágrimas. Ahora he de repetir como él: ¡Basta de lágrimas!.”3

Las palabras de este militante desconocido en Cullera para protestar por el asesinato de su amigo, podríamos atribuirlas al propio Fernando Vela, ya que fueron pronunciadas en un acto en el que intervenía junto a dos significados militantes de la región y -también- represaliados por los sucesos de Cullera, Hilario Arlandis y José Crespo, Clavell; éste último, convertido desde mediados de 1919 en patriarca del sindicalismo agrario levantino tras haber pasado 8 años encerrado en la prisión de Figueras; y quizás algo enfadado por haber tenido que asumir, él solo, las correrías revolucionarias vividas junto a barbarroja Ferrer durante los sucesos de septiembre de 1911.

..[Calvell] y por lo que afecta á José Ferrer (a) Boca Negra, hace tres anos que por cuestiones sociales no nos hablamos..”4

Volviendo al apellido Martí, aunque demasiado genérico en un principio, nos retrotrae al también valenciano Juan Martín López, investigado sin resultados en relación con el atentado de París contra Alfonso XIII, por su vínculo con Morral; y quizás el mismo que a finales del verano de 1904 había intervenido -Martí- en nombre del grupo Ni Dios ni Amo, en un mitin en Valencia en favor de los presos de Alcalá del Valle organizado por el Comité Internacional, al cual también asistió un redactor de La España Inquisitorial.

La tierra hase engalanado: en su seno atesora el cuerpo de Ferrer Guardia… La tierra desmaterialízase: tiene ya alma. No esta cansada de dar flores. Campoamor”5.

Aunque no se ha podido fijar su presencia continuada en Valencia, Juan Martín (López) integraría algunas sociedades recreativas valencianas durante la primera década del siglo, aparece entre 1910 y 1911 en el grupo anarquista Cultura y Verdad, donde también estaban Acracio Progreso-Francisco Ferrer y José Vela; aunque se puede dar un penúltimo giro de tuerca, ya que Juan Martín fue el nombre dado por Fernando Vela a la policía tras su detención en Alcoy en septiembre de 1911, implicado en lo de Cullera…

..Sin temor, romped todas las cadenas, a los gritos de ¡pan y libertad! Acabando tal dolo, tanta pena. Hundamos esta infame sociedad y busquemos la libre, justa y buena. ¡Despertad! Oprimidos, despertad!”6.

Como intentaremos demostrar en este apartado, durante el periodo del sindicalismo con mayúsculas en el estado español, de los grandes logros del movimiento obrero y de la oposición feroz de la patronal para poner freno a todo ello que abarcó estos años comprendidos entre 1917 y 1923, Vela apenas tendría actividad en Valencia, mantendría su contacto con Marsella y Barcelona, desde donde ampliaría su campo de acción hasta Zaragoza, que en aquellos años comenzaría a ser conocida como la perla del sindicalismo anarquista peninsular, actuando en esa con el nombre de Fco. Ferrer, en un momento en que la Federación Local de Sociedades Obreras [FSLO] asociaba a unos 15 mil obreros y terminaba por decantarse por las estrategias confederales.

Camarada Segui, tribunó de los desgraciados, que hablábas como si amaras, como si forjaras; a veces, como hacia Rubén de Jaurés, en un gesto largo como si sembraras. Tribuno grande y bueno, que pusiste tu verbo de tu elocuencia al servicio del pueblo…”7.

00_Postal_CNT-UGT_afficheSindicatDibuixantsProfessionals UGTDesaparecido Francisco Ferrer desde 1912, volvería con ese nombre en septiembre de 1917 en Zaragoza, excarcelado allí junto a otros dirigentes locales a consecuencia de la huelga general de agosto, tras haber permanecido unas semanas encerrado probablemente en el castillo de la Alfajería, habilitado tras la detención masiva de todos los militantes significados, concejales incluidos; y todo ello en el marco de los acercamientos entre la UGT y la CNT desde julio de 1916 y la efervescencia revolucionaria que irradiaba el bolchevismo soviético.

..Yo no estoy conforme con nada de lo presente, por eso soy rebelde, por eso voy acumulando en mi seno odio y rencor para un día poderme extasiar en la hora de la venganza de tantos oprobios y bajezas sufridas..”8

Parece claro que, en este punto, se retoman las coincidencias en el espacio y en el tiempo entre nuestro personaje, maestro en el uso de heterónimos como vemos, y dado que el nombre de Fernando Vela era ya conocido, no resulta extraño que decidiera recuperar el de Francisco Ferrer, cuyo nombre comienza a ser escrito de nuevo, y otra vez fijamos su presencia en Zaragoza a finales de 1919, al ser detenido preventivamente el 23 de noviembre, como miembro del Sindicato Único de Trabajadores en el marco de una creciente tensión social.

Respecto a los núcleos sindicales imperfectos, es verdad-, lo que hay que hacer es vigorizarlos, capacitarlos colectiva y profesionalmente, porque es indudable que los grupos productores, manuales e intelectuales, no sólo pueden ser la base de toda ordenación económica, sino también el punto de partida de la reivindicación total de los trabajadores y de la elevación moral de la Humanidad”9.

Desde allí fue conducido hasta Barcelona junto con otros siete u ocho, considerados directores del movimiento, e identificados unos como presidentes de los sindicatos locales y otros como propagandistas foráneos, llegados de diferentes provincias; y deportados quizás para que ser puestos a tiro de los sicarios de la patronal.

Esta detención arbitraria de peligrosos agitadores, suscitó una intensa campaña de denuncia, y llevó a que fueran puestos en libertad a su llegada a Barcelona el día 25, e incluso exigiendo ser transportados de vuelta a Zaragoza garantizando su seguridad, y dónde había estallado la huelga general el día antes en protesta por las detenciones, con graves consecuencias y sucesivas réplicas hasta principios de enero de 1920.

El Sindicato no es el fruto de un momento circunstancial que nos sirve sólo para determinados casos; como tampoco el resultado de una lucha sostenida contra la burguesia; es lo uno y lo otro. pero también es algo más [..] ¿Quién puede negar que el Sindícato, a falta de órganos más apropiados, puede ser, por su característica profesional, una garantía para asegurar la producción y distribución de los productos el día siguiente de la Revolución?”10.

Aunque resulta imposible confirmar que el Ferrer de Zaragoza, sea el mismo que el valenciano Barbarroja, se puede afirmar al menos que no era de la ciudad del Ebro, ya que entre los siete detenidos de los que se conoce el nombre, sabemos que 4 estaban afincados en la ciudad maña, Antonio Domingo, Jesús Cejuela, Gabriel Calleja y Modesto Salvador; mientras que los otros 3, según el gobernador civil, eran foráneos, entre ellos Francisco Ferrer, vinculado casi seguro a la CRT de Cataluña.

Si bien no es posible relacionarle con el II congreso de la CNT celebrado en el Teatro de la Comedia de Madrid, entre el 10 y el 18 de diciembre de 1919, cabe identificarlo con la delegación zaragozana respecto a las posiciones de sus delegados, bastante representativa sectorialmente y homogénea respecto a su posición.

conciencia proletariaNuestro sindicalismo quiere colocar al hombre en su plano natural, hacerle coincidir en todas las fuerzas vivas y creadoras de la producción técnica y de la inteligencia sabia o artista. A ensancharse, a abarcar toda la humanidad en el plano material y en el espiritual. A realizar la síntesis de todas las clases sociales..”11

Los datos apuntan a que los maños, reforzados por los sucesos de noviembre, se decantaban por el sindicalismo “puro”, diferenciado de la ortodoxia anarquista y del anarcosindicalismo pro-soviético, postura que defendió, entre otros muchos, Hilario Arlandis, antiguo camarada de L’Estaque, mientras que Eleuterio Quintanilla se mostró reacio a acepar sin más los postulados de la Revolución Rusa.

Dado que es posible que Vela viajara a Marsella a finales de 1919, ¿noviembre-diciembre?, y se le localiza en esa ciudad en las primeras semanas de 1920, involucrado en las actividades del grupo de Estudios Sociales, junto a Bouvier de la Liga de los Derechos del Hombre y Boisson del sindicato de la construcción de la CGT; podría relacionarse con los viajes que inician entonces otros dirigentes confederales, para organizar un boicot contra el comercio exterior español, en respuesta a la represión policial; viaje que debía finalizar en la Rusia soviética para llevar a efecto los acuerdos adoptados respecto a la adhesión a la III Internacional, pero retrasado por las detenciones de Carbó en Italia y Quemades en París.

..abría sus puertas a todos los extranjeros y camaradas de ideas avanzadas, a todos los militantes de vanguardia, a todas las ideologías.. sinceras que no persigan otros objetivos que crear un medio fraternal de libre y franca discusión… queriendo instruir a la masa antes de la revolución”12.

Vela se esfumó de Marsella tras un acto junto a eminentes sindicalistas franceses a principios de 1920, y tardaría meses en volver a Marsella porque pudo haber sido detenido en Barcelona con el nombre de Francisco Ferrer tras la redada policial que siguió al atentado con resultado mortal contra un patrón panadero el día 14 de abril de 1920; y encerrado más por su definición como peligroso anarquista, que por las pruebas de su implicación en los hechos13.

Experto en burlar a sus perseguidores, debieron surgir algunas dudas respecto a la correcta identificación y procesamiento tras su detención, incomunicación e ingreso en la Modelo, ya que no consta que fuera expatriado, ni en las listas de deportados a Mahón, como sí lo fue Ramón Recasens Miret, alias El Maño, junto a quién se le detuvo14.

Mas bien todo lo contrario, no tardó en volver a la capital del Ebro y seguir con su actividad sindical, ya que en la madrugada del 27 de abril, otra vez se detiene en su propio domicilio a Francisco Ferrer, presidente o delegado del sindicato de albañiles e integrante del denominado Comité Rojo, que se supone conformaba junto a otros dirigentes obreros locales, y a quiénes cargan la dirección de los últimos atentados y el ambiente de tensión social creciente en la ciudad, que estalló a raíz de estas detenciones, extendiéndose al resto de la provincia.

Martires del Libre 1920-21.pngEs necesario actuar; para actuar organizarse y para organizarse, tener voluntad de hacerlo. Que los inmorales y los escépticos no sean obstáculo para ello”15.

Los apresados habían sido acusados de reunión ilegal, incomunicados y encarcelados, siendo posible que sobre Ferrer recayeran indicios de responsabilidad en la autoría de los anónimos que había recibido el jefe de la policía y algunos jueces locales.

Pero el caso es que la presión de una huelga cada vez más consistente, algunas protestas políticas y sobre todo la dificultad para instruirles un proceso judicial sólido, motivaron el excarcelamiento de la mayor parte de los miembros del comité el 5 de mayo, pero la información es inconcreta16.

No le debió resultar nada fácil desarrollar su labor, y además de su paso en julio por Marsella, cuando fue designado para una controversia con un sindicalista oficialista de la CGT francesa, Bonnifay tan solo los procesamientos judiciales que le persiguen ofrecen referencias documentales rastreables.

A partir de este se precipitan los acontecimientos, ya que Francisco Ferrer fue detenido otra vez en Zaragoza el primero de octubre de 1920 junto a otros significados sindicalistas locales, respuesta policial a la campaña de boicot sindical que se estaba llevando a cabo en los talleres donde trabajaban familiares de polizontes, y bien pudieron salir en libertad provisional tras abonar una elevada fianza -3.000 pts-; para de ahí saltar a Marsella donde tomaría parte en un mitin el 18 de octubre.

Vosotros habéis entendido a nuestro camarada Rouband que reconocía que la CGT lleva un camino torcido, pero que a pesar de todo, permanecerían así hasta el fin. Yo estimo, que conociendo el error del comité confederal, es más culpable que cualquiera que quisiera continuar colaborando en dicho sindicato…”17

A finales de noviembre se produce un hecho significativo que pondría en duda la correspondencia lineal entre el Francisco Ferrer de Valencia y el de Zaragoza, ya que el valenciano permanecería detenido entre el 21 y el 25 de noviembre por haber integrado un piquete en el marco de la huelga de la Sociedad de Vendedores de Periódicos y el boicot a los periódicos burgueses de la ciudad del Turia; mientras que otro Francisco Ferrer sería detenido en Zaragoza la noche del 22 de noviembre por llevar en el bolsillo unas hojas clandestinas protestando contra los destierros, la guerra de Marruecos y llamando a perseverar en la huelga general que se había iniciado días atrás.

9 de noviembre de 1920. Hoy el gobernador ha pedido el refuerzo de cien nuevos agentes. Hay noticias de que el Noi del Sucre, Salvador Seguí, ha estado esta noche aquí.”18.

Sin embargo, teniendo en cuenta que ésta fue la única actuación sindical de nuestro protagonista en Valencia en este periodo, donde seguro tenía causas abiertas, y que pudo armarse algún tipo de treta para despistar a la policía, destacaríamos el papel jugado por José Ferrer, supuesto vicepresidente de la Sociedad de Vendedores de periódicos detenido por orden gubernativa junto al resto de la directiva de la sociedad; quien, sin embargo, ni aparece en su junta en los años anteriores, ni en los posteriores, donde sí estaba su hermano Francisco Ferrer -o Herrero-.

La policía ha detenido a la amante del sindicalista Francisco Ferrer, detenido en la noche del lunes por repartir hojas sediciosas. Se cree que esta mujer tiene alguna intervención en los manejos de los sindicalistas”19

fusiles contra pistolas

Avanzando en nuestro relato relacionaremos estas detenciones con la ausencia de Fernando Vela en la constitución en Marsella de la Confederación de Trabajadores del Mundo [noviembre, 1920- abril, 1922], cuando había sido uno de sus iniciadores con otros sindicalistas críticos como Boisson y Pericat; aunque reaparecería allí el 20 de diciembre, hablando en favor de esta iniciativa sindical y de la revolución proletaria internacional, relanzando a partir de entonces el comité pro-amnistía con un formato similar al de años anteriores, y como no, poniendo sobre su pista a la policía francesa, que cada vez disponía más datos sobre él y el resto de anarquistas que entraban y salían del país.

..Sin amos que sojuzguen, sin dioses que coaccionen la conciencia. Libre, floreciente, generosa, magnífica, en eclosión natural y delicada de nuestra gente: radiante de emotividad hacia todo lo noble, vamos caminando, señeros de un ideal sobrehumano, a redimir, educar, asentar sobre bases inconmovibles la nueva estructura de una sociedad novísima..”20

Ley de fugas_

Solo la implacable persecución policial pueden explicar la sucesión de encarcelamientos y exilios que sufriría Vela en estos primeros meses de 1921 -tras su regreso de Marsella-, ya que le suponemos preso a principios de febrero de 1921, cuando fue reabierta la causa por el asesinato del patrón panadero Figueras -el 31 de enero habían detenido a Vicente Valls Rovira en Barcelona-, siendo encausado Francisco Ferrer junto a Recasens, que permanecía detenido en la Mola y al que no llegaron a trasladar a Barcelona, Pedro Ubach y el mencionado Valls; aunque se afirma que se cerró el asunto y fueron absueltos sin cargos los procesados21.

Amnistía Presos_ShumNo volvemos a saber nada de él hasta el verano, esta vez sí, preso en la cárcel de Zaragoza hasta el 12 de julio de 1921, cuando aparecería incluido -Francisco Ferrer- entre los excarcelados con la condición de abandonar la provincia, al parecer al hilo del clima de tensión y reorganización sindical que se vivía desde principios del verano en la ciudad.

¿La cárcel?. ¡Ah, sí! La cárcel es para el pueblo. Para encerrar a los que no dilinquen. Para guardar a los rebeldes a los que ansían acabar con todo privilegio, tanta pobredumbre y tanto canalla farsante.”22.

Imposibilitado de volver fisicamente y en primera persona a Valencia e incluso a Barcelona, donde la policía había registrado el domicilio de Francisco Ferrer a principios de julio en busca de pruebas con que reabrir una vez más el caso Figueras o cuanto menos mantenerle encarcelado, Vela se dirigió a Francia, donde la presión de la policía sobre los exiliados españoles era muy fuerte desde la primavera anterior y menudeaban las expulsiones de anarquistas; tocándole a Vela pocas semanas después de su llegada, ya que sería expulsado a principios de agosto, al parecer coincidiendo con los levantamientos populares contra la guerra en Marruecos.

..[Vela] tenía grandes simpatías entre todo el elemento obrero de España. Vivió la época heroica de las luchas sociales en Cataluña y corrió todos los peligros imaginables”23.

Tumba cementerio civil Montjuic_1931_Salvador Seguí-La Calle 25-09-1931.png

Poco más sabemos de Vela antes del asesinato de su camarada Seguí, a quien había visto por última vez en el mes de mayo de 1922, cuando recaló en la zona en tareas propagandísticas -compartirían atril en Cullera el 2 de mayo- y seguro pasaron por la casa del amigo Clavell en El Perelló, donde se dice que se quedó unas semanas.

Como hemos visto en este apartado, el periodo del sindicalismo revolucionario con mayúsculas, que abarcó estos años comprendidos entre 1917 y 1923, no dejó indiferente a Vela, que había recobrado cierta predisposición revolucionaria aletargada en los años previos.


NOTAS:

  • 1VELA: El PUEBLO-Valencia 24-09-1937. Hilario Arlandis sería expulsado de Marsella en 1917, pero poco después vuelve para ponerse al frente de Sindicato de la Piel, volviendo por sus fueros propagandísticos, y siendo de nuevo expulsado; regresó a Valencia y se mostró cada vez más cercano a la emergencia soviética.

  • 2El PUEBLO-Valencia 27-11-1937. Cuando Fernando Vela visitaba a Seguí en Barcelona, se le describía como prestigioso sindicalista y pintor de brocha gorda, entre 45 y 50 años, afirmándose además que ..tenía amplias espaldas y una altura aproximada de 1,70 cm; ..“Al local de la Joventut Radical de Sant Andreu es celebrá disapte a la nit, l’anunciat mitin de l’Unió Ferroviaria [..] Prengueren part en aquest acte els obrers ferroviaris Borrocal, Ullod, Cid, Acracio, Giró, Bernabeu i Herrero…”, El Poble Catalá 18-09-1916. Ver, VIALLONEV: L’Espoir, nº 605, 21-10-1973.

  • 3SOLIDARIDAD Obrera 23-03-1923. El primero de una serie de arrestos que sufriría Salvador Seguí se produjo el 21 de marzo de 1904, tras interrumpir la función en el Teatro Circo de Barcelona y protestar en favor de los presos de Alcalá del Valle, siendo detenido junto a José Regás Carders, miembro del Comité Antimilitarista local, y otros dos desconocidos. Ver, SALUT: Vivers de revolucionaris. Apunts històrics del districte Cinqué. Llibreria Catalonia, Barcelona, 1938, p. 154. También, La Correspondencia de España 21-03-1904.

  • 4El PUEBLO-Valencia 19-12-1922. Clavell fue además buen amigo de Salvador Seguí, y vivió unos meses en su casa de El Perelló, ..“Vive con su compañero José Crespo, el Clavell, en una casita cercana al mar, nimbada de mosquitos de la fértil vega. [..] el Noy nos fue altamente simpático desde que le vimos en su último mitin del Cervantes..”, El Pueblo-Valencia 05-08-1922. Desde ese mismo lugar, remitiría Fernando Martí en 1929 un donativo pro-presos. También, Las Provincias 05-08-1922; La Revista Blanca 15-04-1929.

  • 5MARTÍN: Tierra y Libertad 13-07-1910. Se dice que Morral reclutó en Marsella a un par de exiliados españoles para llevar a cabo su plan, entre los que estaba un José o Juan Martí, anarquista valenciano, al que pagó el viaje a París. También se habla del anarquista -Martín-, llegado de Londres, presente en una de las reuniones realizadas en París durante la primavera de 1904, en las que se habló de la salud de Alfonso XIII. Ver, La Revista Blanca 08-09-1904.

  • 6ACRACIO Progreso, El Ideal-Tortosa 12-08-1916. Encajaría con uno del mismo nombre que ejerce en Valencia de vocal, primero de la sociedad humorística El Cantó, enero de 1904, y luego del Club Artístico, 1906; además un homónimo figura entre junio de 1906 y mayo de 1908 en la junta directiva de la Juventud de Unión Republicana, donde localizamos a un tal F. Ferrer en 1908. También, El Pueblo-Valencia 31-01-1904, 21-07-1906.

  • 7SOLIDARIDAD Obrera 10-03-1931. Como dato que sirve para enlazar los acontecimientos de la huelga del verano de 1917 en Valencia y Zaragoza, y de paso facilitar el tránsito geográfico de Francisco Ferrer, se puede señalar que el conflicto estalló en Valencia a mediados de julio, con la huelga desatada por los ferroviarios y el subsiguiente encarcelamiento de buen número de dirigentes obreros; y que se trasladó y generalizó en Zaragoza a partir del día 10 de agosto. Ver, VICENTE: Sindicalismo y Conflictividad social en Zaragoza (1916-1923). Instituto Fernando el Católico, Zaragoza, 1993, pp. 66-69, 233-236.

  • 8ACRACIO Paz: El Obrero Moderno 10-02-1917. En octubre de 1916 se organizó en Valencia un mitin provincial pro-subsistencias y por la reorganización obrera, CNT-UGT, en el que intervinieron varios oradores de Valencia y el representante de la CNT Francisco Miranda; y los pintores murales decidían declararse en huelga en junio de 1918 en demanda de aumento de sueldo por la carestía de los alimentos. Por su parte, Acracio colaboraría en Solidaridad Obrera, 1919-1923, editado entonces en Valencia como órgano de los sindicatos de la región, y al frente del cual estaba, salvo suspensión o encarcelamiento, Eusebio Carbó. Ver, A. C. ALZINA: La Prensa Anarquista y Anarcosindicalista en el País Valenciano [1873-1939]. También, El Pueblo-Valencia 16-10-1916; La Correspòndencia de Valencia 11-06-1918.

  • 9SEGUÍ: Solidaridad Obrera 10-03-1937. A partir de agosto de 1919 las autoridades de la ciudad andaban ya preocupadas por la sucesión de reuniones sindicales, por la organización de nuevas sociedades y por el incremento de la propaganda -inauguración de un Centro de Estudios Sociales en marzo de 1919 y aparición de El Comunista en octubre; pero sobre todo por la llegada de emisarios de la CRT catalana, en tareas de difusión del nuevo modelo sindical que suponían los Sindicatos Únicos. En concreto el gobernador civil había telegrafiado al ministro de la gobernación el 21 de noviembre, refiriendo la necesidad de detener y expulsar a tres forasteros en tareas de asesoramiento y representación de sindicatos locales. Ver, VICENTE: Sindicalismo y Conflictividad. Ob. Cit, pp. 69 y ss.

  • 10SEGUÍ: Solidaridad Obrera 10-03-1937. Estas detenciones preventivas, fueron uno de los argumentos que alimentó a los huelguistas. La huelga del 24 noviembre, que duró unas 48 horas y paralizó la ciudad, se extendió a otras poblaciones de la provincia, provocando la declaración del estado de guerra, con racionamientos, saqueos, expropiaciones y enfrentamientos. La devolución de los deportados a Zaragoza para tratar de desactivar el conflicto, generó críticas, ya que luego se les consideró responsables directos de los incidentes. Se prolongó la situación, en cierta manera, hasta principios de año, ya que el 7 de enero una insurrección con apoyo de militares, proclama la revolución social en la capital del Ebro durante unas horas; lo que aprovecha el gobierno para el cierre de sindicatos, y la encarcelación de activistas por todos lados. La situación en Barcelona también era de tensión, ya que el 24 de noviembre, la policía ordena colocar una bomba en Capitanía, para acusar a los cenetistas; y el 1 de diciembre, la Federación Patronal decreta un cierre patronal que afectará a más de 150.000 obreros durante 7 semanas. Ver, La Acción 24-11-1919; El Siglo Futuro 25-11-1919 y 13-01-1920; La Época 27-11-1919; El Sol 24-11-1919, 12-01-1920.

  • 11VELA: Sindicalismo y Humanismo, El Pueblo-Valencia 20-10-1937. Pretendiendo trasladar el carácter unitario de la FLSO, solo tomaron parte en el dictamen sobre la fusión con UGT, adoptando los planteamientos de Quintanilla, y criticando la resolución final. La identificación de los delegados maños se complica ya que la mitad de ellos son desconocidos y algunos llevaron la representación cedida por otros sindicatos locales o de provincias, destacando el que buena parte de los que habían sido detenidos en noviembre en Zaragoza, acudieron con su nombre. Ver, VICENTE: Sindicalismo y Conflictividad social. Ob. Cit, pp. 120 y ss.

  • 12Ver, FIANI-ROUX-BOULANGER: Ob. Cit., pp.136 y 137. Quizás llegara Vela en las últimas semanas o días del año, coincidiendo con el final de una huelga sostenida desde mediados de septiembre de 1919 en Marsella .A lo largo de 1920, el grupo de exiliados en Marsella, y el propio Fernando Vela, van centrando su discurso y sus actividades alrededor del apoyo a los represaliados sociales en España, respaldados por los sindicalistas franceses; pero en el acto que organizan a finales de mayo, día 30, no consta su presencia. El 30 de mayo el grupo de anarco-sindicalistas españoles [Duque, Blanco, Vallés y Pons] organizan un acto contra la represión del gobierno español junto a Rouband (secretario de la Unión Departamental), y el 29 de julio el Comité de Estudios Sociales designó a Vela como representante del grupo para un debate con el sindicalista Bonnifay.

  • 13El patrón José Figueras, tenía su establecimiento en la calle Mariano Cubí, y recibió cinco impactos. Sobre la autoría del atentado, cabe mencionar que el 20 de abril, el grupo de los hermanos Rodenas atentaría contra un dirigente patronal en el Paseo de Gracia, y a partir de este punto la policía se centra en detener a este grupo; el 28 de abril, Buigas, Manzano, Berro y Gómez asaltan un bar de la Plaza del Pes de la Palla donde paraban los sicarios de la patronal, y un día después, se atenta contra un inspector de policía en la calle Tamarit. Por su parte, sabemos que Ferrer no debía estar en Zaragoza, ya que se había producido a finales de febrero un atentado en el marco de una huelga de camareros, y que llevó a la cárcel a buena parte de sus dirigentes, muchos de ellos deportados en noviembre anterior, sin que se le nombre. Ver, El Sol 24, 26-02 y 21-04-1920; La Cruz-Tarragona 16-04-1920; El Globo 16-04-1920.

  • 14Los deportados al castillo-prisión de la Mola, dónde ya no cabían más presos, comenzaron a regresar a finales del verano de 1921, y entre ellos sí consta Recasens de vuelta en septiembre. Sin embargo, en julio había sido ya juzgado y absuelto en ausencia, junto a Francisco Ferrer Giner. Recasens, por entonces trabajando como hornero en el Poblenou, fue al poco reclamado a consecuencia de antiguos delitos, y tomó la vía más directa de la acción. Ver, La Época 01-12-1920; La Libertad 14-09 y 09-10-1921; La Voz 05-04-1922.

  • 15SALVADOR SEGUÍ. La huelga general que se declaró de forma inmediata en respuesta a las detenciones, extendiéndose incluso en zonas agrarias de la provincia, dándose una situación de estado de guerra no declarado. Aunque se le ubica como presidente de los albañiles, estaban integrados en el Sindicato Único de la Construcción, constituido en junio de 1919, y que desde la primavera venían arrastrando un conflicto con la patronal, sin incidentes y con predisposición al pacto. Sin embargo, la patronal declaró el lock-out como demostración de fuerza a finales de agosto y el conflicto se reavivó, siendo uno de los detonantes de la huelga de noviembre. Los obreros de la construcción lograron mejoras salariales y de jornada en diciembre. Cercano a Ferrer, aparece Zenón Canudo, activista de los albañiles desde 1914, aunque por entonces ligado a los camareros, artífice de la reorganización obrera local y de los pactos CNT-UGT de julio de 1916 y marzo de 1917. Fue director de Cultura y Acción, 1916, y luego se vinculó a El Comunista, 1918-20; siendo encarcelado de forma reiterada, y emigrado a Francia en mayo de 1920. Ver, VICENTE: Sindicalismo y Conflictividad social. Ob. Cit, pp. 85 y ss. También, El Sol 27-04-1920; La Correspondencia de España 29-04-1920.

  • 16Todo apunta a que, fruto de las presiones políticas y de las manifestaciones frente a la cárcel en el marco de una huelga general, fue excarcelado el día 5 de mayo junto con el grueso de los detenidos de la noche del 27, pero las contradicciones periodísticas, con frecuentes cruces de nombres entre Francisco Ferrer y Fermín Manrique indican posibles dificultades en las identificaciones policiales. Las detenciones de elementos del Comité Rojo se prolongaban hasta mediados de junio, y en una carta publicada en septiembre por los presos gubernativos desde Valencia, apuntaban que los de Zaragoza sí habían sido todos puestos en libertad, a diferencia de lo que había pasado en su caso. La transcripción cruzada de los nombres afecta a uno de los presos gubernativos en Valencia, detenido el 28 de mayo y aun preso en septiembre, Acracio Zanón. Ver, El Sol 27-04, 05-05-1920; La Libertad 30-04-1920; El País 02-05, 23-09-1920; Heraldo de Madrid 05-05-1920; El Imparcial 05-05-1920; El Globo 18-06-1920; La Libertad 11-06-1920.

  • 17Pese a estas palabras críticas de Vela a la CGT tras la intervención de Rouband en un mitin celebrado en Marsella el 18 de octubre de 1920, el ambiente era de reorganizaciçon y acercamiento sindical. La Unión Departamental acogió a los anarco-sindicalistas españoles en un acto a principios de diciembre en la misma ciudad, coincidiendo con la huelga general en España.

  • 18GARCIA: Diario de una ciudad libertaria: Zaragoza [1871-1936]. Zaragoza, 2014, p. 57. El mismo día 22 se detuvo a Salvador Seguí a su llegada a Barcelona en el tren de Madrid, y dio comienzo a una gran redada sindicalista en todo el estado. Ver, La Cruz 02-10-1920.

  • 19La CORRESPONDENCIA de Valencia 25-11-1920. José Ferrer pertenecía, al menos desde 1912, a la sociedad de barberos y peluqueros, la misma que inició en Valencia la campaña en favor de Fernando Vela en el otoño de 1911; y seguiría ocupando cargos directivos al menos hasta el final de la dictadura de Primo de Rivera.

  • 20VELA: El Pueblo-Valencia 25-11-1937. La CTM, reagrupaba a militantes franceses, españoles e italianos, emergidos con tanta fuerza como fragilidad desde las bases del sindicalismo revolucionario internacionalista, crítica con la línea blanca de la CGT, de la que se escindieron una parte. El secretario fue Raymond Péricat, y otros miembros Louy, Boisson, Groubier, Galland o el español Pedro Mosquera, trabajador y activo militante del puerto marsellés. La CTM, situada en la vieja Bolsa de trabajo de Marsella, parece que también editó un periódico del mismo nombre. Un informe de la policía del 3 de abril de 1922, indicaba que esta organización se había integrado en la CGTU. Ver, FIANI-ROUX-BOULANGER: Les Anarchistes espagnols à Marseille, 1880-1925. Bulletin CIRA, 9, 1972-1973, p. 137.

  • 21Valls destacó por su violencia en las huelgas de panaderos de aquellos meses, sufriendo larga condena y Pedro Ubach Sella, también delegado de los panaderos, volvió a ser detenido y procesado junto a Progreso Ródenas y otros en febrero de 1922, por un atentado frustrado en Barcelona. En Valencia, Alfredo Sasera, carpintero anarquista y miembro de la comisión de propaganda de la Escuela Moderna en 1910, sería tiroteado el 21 de enero de 1921 por la guardia civil durante una redada en el taller donde trabajaba, muriendo a los pocos días en la sala de presos del hospital militar.

  • 22F.F: Trabajo-Soria 04-10-1931. El mismo día 12 de julio, se apunta a que otra vez habían sido detenidos y procesados todos ellos, al reabrirse el caso ante nuevas pruebas. Ferrer salió en libertad junto al peluquero Lorenzo Estelló, cuyo nombre se parece mucho al de Lorenzo Perelló, que desde diciembre de 1911 residía en Marsella y se vincula al comité pro-amnistía. Ver, VICENTE: Sindicalismo y Conflictividad social. Ob. Cit, pp. 112 y ss. También, Heraldo de Madrid 23-11-1920; El Globo 26-11-1920, 17-02-1922; La Correspondencia de España 09 y 24-06, 12-07-1921; La Libertad 09-06 y 03-07-1921; La Voz 01-07-1921; La Vanguardia 12-07-1921; El Imparcial 11-02, 12-07-1921.

  • 23El PUEBLO-Valencia 28-11-1937. Fue expulsado de Francia junto al médico y sindicalista zaragozano José Duque Cuadrado. Poco después de su expulsión de Francia reapareció el comité pro-amnistía en Marsella en defensa de los presos españoles y denunciando las atrocidades cometidas por el gobierno, aunque se apunta a que ganaron posiciones los planteamientos de la acción individual frente a los de carácter sindical.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s