Jardines de Utopía [III]: MUERTE entre las FLORES

 Con la fragancia de los claveles de Tolstoi en nuestras fosas nasales, Mateo se puso serio para decir que sería injusto no dedicar un recuerdo a las flores de nuestros muertos, en memoria de todos los grandes sembradores de rebeldía que volvieron a la tierra antes de tiempo.

Entre ellos quiso comenzar por el inclasificable Francisco Ferrer Guardia, masón, republicano, socialista y anarquista, al que debemos considerar si no iniciador, un renovador de la educación por la vía de los hechos consumados y el ejemplo personal, que puso en marcha una obra de educación popular que no ha sido aun suficientemente reconocida, y que tuvo siempre a la naturaleza y a las flores muy presentes..

Ses idèes feront germer le bon grain anarchiste que ces mauvais jardiniers de Marianne voudraient revendiquer pour leur jardin saharien”1

Dibujo Montjuich_Cronaca sovversiva 15-10-1910

so-10-10-1936_1Ya que hablamos de flores entre los muertos podemos recuperar, por ejemplo, la presencia de flamantes claveles rojos en los entierros de dos significados socialistas, muertos con pocos años de diferencia.

Mientras que para el entierro de Pablo Iglesias en 1925, la dictadura de Primo de Rivera dio todas las bendiciones para que se celebrara el sepelio, y los claveles y otras flores encarnadas pudieran cubrir la tumba del abuelo del socialismo español que había dado su sí quiero al nuevo régimen.

Por otra parte, tras el asesinato político de Salvador Seguí en la Barcelona de los años del pistolerismo, donde ..en la oscuridad de la noche primaveral fue tronchada una flor roja del jardín de la anarquía, las autoridades se apresuraron a retirar el cadáver de las mismas calles, y enterrarlo en la más sorda clandestinidad, por lo que pudiera pasar; aunque no por ello evitaron que fuera renovado cada día, el encarnado homenaje en el lugar de su muerte por parte de los que habían visto crecer y luchar en aquellas mismas calles al inmenso Noi del Sucre.

una hora después de su muerte, manos femeninas venidas desde distintos lugares habían dejado caer sobre las manchas de la calle unas flores humildes, que tardaron muchos días en marchitarse. Como en las leyendas mediaevales..”2

Llegó a decir que la vieja controversia entre anarquistas y socialistas puede explicarse como una especie de batalla floral en el que los socialistas usaban la expresión flores para los anarquistas para referirse a la utopía libertaria, y estos atribuían efectos secundarios propios del consumo de adormidera -opio-, causados por la ingesta de sedantes políticos prescritos por el partido obrero.

Los oradores y escritores socialistas, maestros en el arte de dorar la píldora, con las flores retóricas del radicalismo más adelantado, tomadas de la literatura evangélica, librepensadora, democrática y aun anarquista en agradable mezcolanza, forman esplendorosos ramilletes que dan aspecto aceptable a los tales ETCETERAS y arranca a las masas ovaciones delirantes…”3.

Mateo contó que los socialistas autoritarios no se conformaron con el ardoroso clavel rojo, y optaron así mismo por las siempre vivas que eran muy usadas en Europa, por su forma de astro con un botón en el centro, simbología asociada a las leyes y el orden social; aunque también por las dalias e incluso por la mística rosa, que se identificó antes con ambientes aristocráticos y fue utilizada para simbolizar el alma, aunque ahora se use en memoria de la rosa más roja del socialismo, Rosa Luxemburgo.

Pero, para Mateo el florista, nada tan inspirador como el aroma rojo y negro de Emma Goldman, flor del anarco-feminismo.

No perdamos más el tiempo en lamentables bizantinismos. No consagremos nuestros esfuerzos a poner en claro si el perfume de las rosas es de más fina calidad que el de los claveles..”400_flor rojinegra_ExLibris_ARiquer_498Morral el florista se hizo eco de las recomendaciones del abuelo Carbó y, yendo al grano, se mostró de acuerdo con lo que siempre se dijo de los republicanos y su querencia por las notas aterciopeladas de la flor del Pensamiento, más conocidas como trinitarias por sus tres colores y por ser habituales en actos funerarios; la cual fue adoptada como insignia política, aunque optaran frecuentemente por dejarse querer por otras fragancias del jardín político que fue el periodo de la Restauración, en el que -salvo excepciones- vegetaron.

..Allí está el despachito de Nakens00_ExLibris_JDieguez-276, los almacenes abarrotados de sus obras, de folletos… Un cartelón con el consabido cura y la moza cuyas medias se amarran a la rodilla voluptuosa. Estampillas, paredes donde se han secado cartas y recibos. Y todo esto asomado a las ventanas de un jardín alegre, sencillo, un jardín republicano también, donde luce un sol de supuesta complicidad proletaria..”5

Echando mano de la memoria, mencionó que el pensamiento es un flor que se desarrolló a mediados del XIX a partir de variedades más simples, gracias a los avances en botánica y que su variedad republicana se contraponía a las tradicionales margaritas de los carlistas o a los lirios propios de los partidarios de Alfonso XII; pero que pasados los años ya no estaba claro cual era su flor preferida, tal es así que uno de los mejores ejemplos de la diversidad del Ramillete republicano podíamos encontrarlo en las celebraciones que tenían lugar en Alicante cada 8 de marzo en recuerdo de los liberales fusilados en 1844, actos que aglutinaban a un amplio sector del Alicante liberal, que tenía su reflejo en la variedad de flores y plantas que, a modo de homenaje, eran depositadas en el lugar del homenaje, predominando las ramas de acacia de las sociedades masónicas y las coronas de laurel ofrecidas por delegados de las instituciones, las palmas con lazos blancos de los espiritistas o los ramilletes de siempre vivas, pensamientos y claveles de las sociedades obreras..

El gremio de toneleros asistió en corporación a la función cívica del 8 de marzo; ostentaban todos los agremiados en la solapa de la americana un pensamiento, y tres botones de siempre viva..”6

Por muy interesante que resulte la jardinería funeraria, sabemos que las flores servían también para celebrar la vida y llegado el caso hasta comérselas como sucedió en los años de la guerra y aun más en la posguerra.


NOTAS:

  • 1L’ACTION Syndicale 28-11-1909. Si el haberle dado el nombre de Sol a una hija suya no es suficiente, podemos citar por ejemplo la obra Sembrando Flores, encargada por Ferrer Guardia a Federico Urales y editada por la casa Publicaciones Escuela Moderna en 1906 para ser utilizado como libro de lectura en las escuelas racionalistas; texto que acabaría dando nombre a varios grupos anarquistas en los años sucesivos y el nombre propio del protagonista, que se llamaba Floreal, popularizado entre los libertarios.

  • 2NUEVO Mundo 16-09-1931.Mans de dona, pietosament laiques, colgaren amb flors el toll de sang calenta, en la fatídica cruilla dels carrers de Cadena i Sant Rafael. Aquelles dones foren dispersades, brutalment, per la força pública..”, La Humanitat 10-03-1933. Otro caso similar fue el del anarquista italiano Enrique Malatesta, que paso sus últimos años cautivo por las autoridades fascistas, prohibiéndose cualquier símbolo político y siendo cercados los asistentes en el sepelio que.. “..siguió un itinerario fijado previamente por la policía. Ésta arrebató un ramo de claveles rojos que la ahijada de Errico quería depositar sobre la tumba. Las flores enviadas por los vecinos tuvieron que ser retiradas también. El cadáver quedó en la fosa común. Se puso una cruz sobre la sepultura tal como ordena el reglamento administrativo, aunque pudo retirarse el emblema religioso tras una intervención enérgica de la compañera de Errico…”, NETTLAU: La Revista Blanca 15-09-1932. Los fascistas italianos, y el propio Mussolini, gustaban de adornar sus actos con hojas de laurel y rosas blancas. “..¡No lo veis, poderosos del capital, dueños hasta hoy de esos terruños! Las flores rojas invaden los campos, se multiplican, amenazan hacer inútiles las cosechas, la riqueza que esos campos prometen. No veis a las rojas florecillas cubriendo la dorada espiga..”, Flores Rojas: El Sol 21-03-1919. Ver también, La Voz 28-08-1936; España Libre 14-03-1954.

  • 3TIERRA y Libertad 14-01-1914. “..y adelante iremos, porque tenemos fe y convicción, y no prestamos oído á los adormideras que con flores olorosas nos propagan, ocultando entre las hojas las envenenadas espinas que tienen preparadas para derrumbarnos y destruirnos por completo..”, La Bandera Social 28-01-1886. Ver también, La Bandera Social 15-03-1886

  • 4CARBÓ: La Colaboración y sus consecuencias, Solidaridad Obrera 24-09-1959. La rosa es una flor autóctona usada desde antiguo en el Mediterráneo y ya bajo el reinado de los emperadores, los romanos desplegaban sus fastuosidades entre rosas. Las Dalias, originales de México llegaron al jardín botánico de Madrid en 1789, y de ahí se difundieron por toda Europa, haciéndose muy populares a mediados del XIX. Ver, La Libertad 14-11-1935.

  • 5HERALDO de MADRID 01-10-1930. El Pensamiento fue el título de la escultura conmemorativa en honor del revolucionario y masón Francisco Ferrer, creada por el anarquista Émile Derre -1909-, que presentaba al fusilado sostenido por su hija en el momento de su muerte. José Nakens fue el director de El Motín [1881-1926], republicano y librepensador, mantuvo una sección, Manojo de Flores Místicas, donde ejercitaba con soltura la critica anticlerical, “¿De modo que nuestros republicanos darán flores? Hasta ahora, cuando se reunían más de dos se contentaban con dar leña. ¡Y que no sera cosa de ver a Salmerón rompiendo en heliotropos, a Muro en yedra, a Carvajal rodeado de narcisos, a Pí convertido en pinabete de Canadá y a Castelar florido como un culantrillo!”, Gedeón 23-09-1897. También hubo una sección similar en Las Dominicales [1883-1909]. Ver, La Ilustración Católica 05-05-1886.

  • 6El ALICANTINO 09-03-1892. Existe en Alicante un barrio, Las Carolinas, cuyas primeras calles fueron construidas a mediados de la década de 1880 en formato cooperativo y bajo criterios de higienismo social, llevando de forma inicial nombres de flores, junto al de significados librepensadores y otras con alusiones republicanas o libertarias, ..la madre bajo al jardín helado. Se arrodilló ante el tronco frio de una acacia y lloró; imploró al árbol. Abrazándose a él, que floreciese, para que sanase a su hija. Y vertió tantas lágrimas y tan grande fue su insistencia, que se ablandaron las rigideces del árbol, templaron enternecidas las ramas y súbito cubriéronse de flores, de flores blancas como el amor maternal… Desde entonces florecen en el invierno las acacias..”, VIÑUALES: La flor de las acacias, Solidaridad Obrera 19-03-1949. También, El Imparcial 29-03-1871, 07-04-1906; La Defensa 31-03-1906.

  • ———————————–
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s